Desatino político

“No de­be­mos per­der la fe en la hu­ma­ni­dad que es co­mo un océa­no; ella no se man­cha por­que al­gu­nas de sus go­tas es­tén su­cias.”

La lu­cha in­ter­na del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Do­mi­ni­ca­no (PRD) por la can­di­da­tu­ra a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, es­tá lle­van­do a al­gu­nos can­di­da­tos a crear una pa­ra­fer­na­lia ne­ga­ti­va y con­fron­ta­do­ra que pro­du­ce gran es­co­zor en los de­seos de las ba­ses pe­rre­deís­tas por lle­gar al Po­der en el 2012 y en las ex­pec­ta­ti­vas de la gen­te, can­sa­da de un go­bier­no que no sa­le de un es­cán­da­lo, tan­to de co­rrup­ción, co­mo de des­pi­la­ra­do del era­rio pú­bli­co de sus fun­cio­na­rios.
Es pre­ci­sa­men­te ese dis­cur­so que de­ben asu­mir los pre-can­di­da­tos a la Pre­si­den­cia del PRD, don­de la po­bla­ción vo­tan­te do­mi­ni­ca­na, de­be sen­tir que tie­ne a ma­no sus po­si­bi­li­da­des de rei­vin­di­car los ni­ve­les de po­bre­za en que ha si­do su­mi­da, con las po­lì­ti­cas de ex­ter­mi­nio que han ve­ni­do eje­cu­tan­do los pe­le­deís­tas du­ran­te es­tos 8 años inin­te­rrum­pi­dos de go­bier­no en­ca­be­za­do por el más fe­cun­do in­tér­pre­te de la do­ble mo­ral, gran fa­bu­la­dor y gran ex­po­nen­te del  dis­cur­so ma­lé­vo­lo, atro­pe­llan­te y  ca­ren­te de  hu­ma­ni­dad  fren­te a las ne­ce­si­da­des de su pue­blo, que ha si­do el Dr. Leo­nel Fer­nán­dez Rey­na.
En es­tos ocho años de Go­bier­no del PLD, la po­bre­za ha ad­qui­ri­do ni­ve­les dan­tes­cos, por la fal­ta de em­pleos, de­te­rio­ro del sis­te­ma de pro­duc­ción na­cio­nal, au­sen­cia to­tal de pro­tec­ción a la sa­lud, la edu­ca­ción, y la vi­da, aun­que ha si­do el go­bier­no que más di­ne­ro ha re­ci­bi­do en to­da la his­to­ria re­pu­bli­ca­na, tan­to en prés­ta­mos en dó­la­res co­mo en im­pues­tos di­rec­tos que ha cas­ti­ga­do a los sec­to­res pro­duc­ti­vos y a la po­bla­ción, sin em­bar­go  la gen­te sien­te que no cuen­ta con un Es­ta­do que lo sus­ten­te y eso es su­ma­men­te pe­li­gro­so pa­ra la per­ma­nen­cia de la de­mo­cra­cia  y pa­ra crea­ción de ri­que­za,  por­que cuan­do un pue­blo se sien­te des­pro­te­gi­do, cual­quier co­na­to de sal­va­ta­je pue­de ser­vir de pre­tex­to pa­ra cam­biar to­tal­men­te el rum­bo de la es­ta­bi­li­dad de una na­ción.
No so­mos lo­s/as pe­rre­deís­tas lo­s/as que de­be­mos des­truir­nos mu­tua­men­te, crean­do cal­do de cul­ti­vo pa­ra que el ver­da­de­ro sen­tir de la gen­te, en con­tra del go­bier­no de ex­ter­mi­nio que en­ca­be­za el Dr. Leo­nel Fer­nán­dez, pue­da sa­car­le pro­ve­cho, a su fa­vor, en una rea­li­dad pal­pa­ble has­ta pa­ra el más sim­ple ciu­da­da­no,  que pue­de apre­ciar a sim­ple vis­ta, que el PLD y su Go­bier­no no es­tán en su me­jor mo­men­to. Sigue

El Ing. Mi­guel Var­gas, en su con­di­ción dual de pre­can­di­da­to pre­si­den­cial y  Pre­si­den­te del PRD, tie­ne el de­ber de mo­de­rar su dis­cur­so sin de­nos­ta­cio­nes des­tem­pla­das, pre­ten­dien­do da­ñar la ima­gen de los de­más as­pi­ran­tes, es­pe­cial­men­te la del Ing. Hi­pó­li­to Me­jía, tra­tan­do de lo­grar ca­ta­pul­tar­se en las pre­fe­ren­cias del elec­to­ra­do in­ter­no del PRD, por­que ha­cer­lo, es cla­var­se su pro­pio cu­chi­llo, ya que los por­cen­ta­je de sim­pa­tías  lo­gra­da por el pro­yec­to po­lí­ti­co “Lle­gó Pa­pá”, co­mo por los de­más pre-can­di­da­tos, aten­dien­do los de­sa­ti­nos co­me­ti­dos por el pro­pio Mi­guel Var­gas y sus men­to­res, no  só­lo se­rán ne­ce­sa­rios, si no in­dis­pen­sa­bles  pa­ra ga­nar el Po­der, si es que pu­die­se lo­grar po­se­sio­nar­se de nue­vo co­mo po­si­ble ga­na­dor en la con­ven­ción in­ter­na del PRD.
En la lu­cha in­ter­na del PRD te­ne­mos con­trin­can­tes, no ad­ver­sa­rios, nues­tros ad­ver­sa­rios es­tán en el PLD, que es el par­ti­do y el go­bier­no a quie­nes de­be­mos di­ri­gir nues­tros apres­tos, pa­ra sa­car­los del Po­der. Cual­quier otro dis­cur­so, cons­ti­tu­ye un gran de­sa­ti­no y otra nue­va tor­pe­za de un pre­can­di­da­to que pen­só que te­nien­do en sus ma­nos la Pre­si­den­cia del PRD te­nía ase­gu­ra­da su no­mi­na­ción pre­si­den­cial y que sus men­to­res lo me­tie­ron en “ca­mi­sa de on­ce va­ras”, ha­cién­do­le pen­sar que fir­man­do un pac­to con Leo­nel Fer­nán­dez, ase­gu­ra­ba su as­cen­so a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca.
Por eso, mien­tras Leo­nel Fer­nán­dez y el PLD des­cien­de en las pre­fe­ren­cias del elec­to­ra­do por sus ma­las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y so­cia­les, cre­ce por la ver­do­la­ga “Lle­gó Pa­pá”.   san­tosm­28@hot­mail­.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: