¿Cuánto vale el Show?

 “Con las mentiras suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver”.  Proverbio Judío.

Un show, un verdadero show, ha sido el deprimente espectáculo montado por el Tribunal Superior Electoral (TSE), con esta sentencia aberrante, que descalifica a sus miembros/as y pone sobre el tapete la vulnerabilidad de nuestras instituciones judiciales y por ende de la enarbolada democracia dominicana que no es más que un sofisma que utiliza la cúpula del PLD para poder manejar a su antojo una dictadura de partido, como es la que tenemos ahora, los dominicanos(as.
Los componentes de este Tribunal actuaron en componenda con los designios del poder político gubernamental,  que le interesa seguir teniendo a Miguel Vargas Maldonado y sus adláteres, para seguir negociando con ellos y que le sigan entregando las siglas y los símbolos del PRD para ponerlos al servicios de sus intereses y por tanto nada mejor que ahora utilizar las medidas disciplinarias aplicadas por los máximos organismos de dirección del PRD, a Miguel Vargas Maldonado y al conjunto de sus adláteres y coriferos, conspiradores y traidores a la causa de los perredeìstas y del pueblo dominicano, que votó mayoritariamente por Hipòlito Mejìa y el PRD en las pasadas elecciones,
Aquellos que quieren defender esta sentencia, dando a entender que por ser Jueces, cualquier actitud que se asuma tiene carácter omnímodo, cometen un craso error, que los hace en sus análisis cómplices en su accionar, tratando de justificar esta verdadera aberración jurídica que retrata de cuerpo entero, los integrantes de este Tribunal, sin exceptuar a nadie, porque aunque se quiera vender que uno de sus integrantes representa al PRD, no podría ser más genuflexo, este personaje siniestro, cuando de manera perversa, se presta a avalar con su firma, esta sentencia, violadora de todos los cánones y reglamentos que dieron origen jurídico a este Tribunal.
Aparecen dirigentes y Abogados que se atreven  a defender esta monstruosa manera de imposición del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial, prestándose con esta actitud pública, a demostrar no sólo su ineptitud de subir a un estrado a defender cualquier causa, porque ha vendido su capacidad y su ética, para ponerla al servicio de la ignominia, si no también, porque con esta defensa, lo que plantea en el fondo es el coqueteo que están asumiendo  algunos de estos defensores de Miguel Vargas, para poderse vender al nuevo gobierno que se inicia el próximo 16 de agosto.
Porque parece que desconocen que para enarbolar la democracia, hay que primero demostrar la solidèz de las instituciones que la sustentan, porque la democracia no es un sofisma, es una práctica, y cuando palpamos la desintegración que se está viendo del manejo de los designios del poder sobre las leyes, debemos entender, que comenzamos a dar pasos regresivos y lesivos a la aplicación de justifica que conforma parte de los valores intrínsecos que sustentan a la democracia;  y por ende, quienes se presten a justificar el manejo que este Tribunal Superior Electoral le ha dado a la causa del PRD por preservar su derecho consignado en sus Estatutos y Reglamentos que le norman, son verdadero depredadores de los valores que deben normar a un ciudadano o ciudadana que tenga claro criterio de lo que ha significado la preservación de la democracia, tantas veces pisoteada y tantas veces  degradada, y se prestan a ser valorados como los que forman parte de este deprimente espectáculo de ¿cuánto vale el show?
ydaliam09@gmail.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: