Crisis del turismo propiedad de muchos

Es mejor no pedir que  tire la primera piedra  quien se considere libre de culpas, sino aceptar que es responsabilidad de todos por comisión u omisión el declive en la zona de la actividad turística,  sincerizarse y proponerse avanzar en medio de una situación que afecta a la generalidad de los puertoplateños.
Cierto es que como destino Puerto Plata no estuvo preparada para hacer frente exitosamente al desarrollo que rápidamente alcanzaba el turismo, y por ello hubo que acudir sin demora a formar jóvenes para ocupar las plazas de la gran cantidad de hoteles que se construían, a fin de suplir las demandas de los visitantes.
Se produjeron inversiones iniciales de parte del gobierno, echaron la nave al mar, pero sin la experiencia de capitanear y tener que navegar en aguas turbulentas.
Con la anuencia de las autoridades comenzó a levantar vuelo el turismo con la creación de la Ley 153 que garantizó facilidades por 10 años a los inversionistas, construcción de hoteles y desarrollo de proyectos para que fueran complejos, algunos de los cuales ni siquiera han sido remodelados, guardaron silencio los representantes de Turismo y los mismos propietarios que no se ocuparon de forzar el reacondicionamiento para mantener complacidos a los visitantes, evitando así que se convirtieran en promotores negativos.
No pasa un día que no se anuncie el cierre de un hotel, afortunadamente en temporada baja. Los conflictos entre operadores y vendedores internacionales no terminan  y sigue persistiendo una tibia política mercadológica conjunta del Ministerio de Turismo y los propietarios de hoteles en Puerto Plata, comenzando en Cabarete y terminando en Punta Rusia.
Es evidente que los hoteleros se molestan cuando aparece en los medios de comunicación una información dando cuenta de la situación, pero no reparan en la gran cantidad de personas que han sido sacadas de los hoteles por la baja ocupación que se registra continuamente. Más de 400 mil visitantes se perdieron en los primeros cuatro meses del presente año, el futuro no es promisorio, por el contrario, negros nubarrones se ciernen en la atmósfera en Puerto Plata.
Inquieta que conscientes de la situación la mayoría de los líderes hoteleros persistan en guardar silencio, no obstante la creación de un comité en junio del pasado año para estudiar la problemática, contratar consultores internacionales y solicitar sugerencias para el relanzamiento del destino, qué ha pasado?
El gobierno central que está llamado a salir en defensa y auxiliar al sector turismo, como lo ha hecho con industriales de zonas francas y productores agropecuarios, debe conceder   préstamos blandos para inyectar económicamente la actividad, a fin de que se remodelen o acondicionen las edificaciones, emprendiendo conjuntamente una efectiva  política de promoción, pero se mantiene de brazos cruzados  sin restar responsabilidad a los inversionistas, los propietarios de las infraestructuras que viven la situación de pérdidas cuantiosas todos los meses, lo que les está llevando a la quiebra y a cerrar hoteles supuestamente para remodelarlos cuando se ha denunciado que serán vendidos por apartamentos.
Es una situación escandalosa  y pensar que todos los “huevos en la zona fueron colocados en esa canasta, el turismo” y que de buenas a primera todo se haya derrumbado, es una calamidad.
Qué más falta para demandar la intervención del gobierno militantemente, que se cierren algunos complejos turísticos que en el pasado reciente fueron fuentes de empleos para más de 13 mil personas y hoy apenas llegan a 2,5000? Un tema como este no puede agotarse en una sola entrega por la importancia para Puerto Plata.

Premio Fiscalía PP

La Procuraduría General de la República, ha institucionalizado premiar anualmente la fiscalía de un distrito judicial, en reconocimiento al trabajo realizado en el nuevo modelo de gestión.
Puerto Plata había estado entre los candidatos en los años anteriores pero esta vez la puntuación superó a todas las demás y se le otorgó el premio  correspondiente al pasado año.
El Lic. Víctor Mueses, procurador fiscal titular, ha sido premiado su labor,  contando con un amplio equipo que se ha empoderado de la gestión que tiene por delante, de forma tal que lo ha llevado a ser tomado en cuenta por el Procurador General de la República, Radhamés Jiménez Peña, en su rol de cabeza principal del Ministerio Público en el país.
El nuevo modelo de gestión  ha sido tomado como debió ser por todos los fiscales en la  provincia de Puerto Plata, el premio es un triunfo para todos los miembros del Ministerio Público y la sociedad misma,  por lo que debe ser motivo de felicitación a todos en la persona del Lic. Víctor Mueses.
Al tiempo de recibir el premio y la felicitación, implícitamente se adquiere la responsabilidad de no recular nunca, sino continuar creciendo en el trabajo y servicio a la sociedad de Puerto Plata que observa y  vigila celosamente el comportamiento de sus funcionarios públicos. Trabajar bien merece ser premiado y es lo que ha sucedido con los representantes del Ministerio Público de Puerto Plata. Enhorabuena.

Al fin construyen escuela Ángel Sixto Bonilla

Fueron muchos los  años  de espera de la construcción de la escuela Ángel Sixto Bonilla  en los  abandonados terrenos de la Chocolatera Industrial. Fue la escuela fundada por el Club Deportivo Cultural Gregorio Luperón y donde impartió docencia Ángel Sixto Bonilla, siendo el primero de sus profesores que partió a la eternidad al morir muy joven el 16 de diciembre de 1970,  y en su honor se bautizó el plantel con su nombre.
Ya es una realidad, los anuncios se materializan, la persistencia de El Faro y otros medios de comunicación lograron el objetivo, comenzar, ahora hay que abogar por su terminación para que el próximo año escolar 2011-2012, se garantice  no sólo el cupo, sino la seguridad, higiene y tranquilidad de los profesores, estudiantes y familiares de éstos, como elementos básicos para una educación efectiva.

avatar

elfaro

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: