Con la propuesta de modificación a la ley 87-01 que estudian en el Congreso Nacional y que ya cuenta con un informe favorable de una comisión bicameral, el Gobierno tendría la potestad exclusiva

0
330

Con la propuesta de modificación a la ley 87-01 que estudian en el Congreso Nacional y que ya cuenta con un informe favorable de una comisión bicameral, el Gobierno tendría la potestad exclusiva de vetar las resoluciones del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS).

Esa facultad se estable con la modificación del artículo 24 de la legislación actual que establece el quórum requerido para las sesiones del Consejo y el tipo de votos válidos para aprobar sus resoluciones.

“El Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) sesionará válidamente con la mitad más uno de sus miembros titulares, siempre y cuando esté presente, por lo menos, un representante de los sectores gubernamental, laboral y empleador. Se reunirá en forma ordinaria cada dos semanas y en forma extraordinaria cuando lo convoque su presidente o a solicitud de cinco de sus miembros”, dice la normativa vigente en un texto que se mantiene íntegro en la nueva propuesta.

Cambia, sin embargo, respecto a la validez del voto. “Sus resoluciones sólo serán válidas cuando cuenten con la mayoría de los votos presentes, incluyendo por lo menos el voto favorable de un representante del sector público, de los trabajadores y de los empleadores”, dice la Ley 87-01.

Pero en la modificación se plantea que “sus resoluciones sólo serán válidas cuando cuenten con la mitad más uno de los votos presentes, incluyendo por lo menos el voto de un representante del sector público”.

Además de quitar a trabajadores y empleadores en esta parte, los congresistas agregaron un párrafo al referido artículo que dicta: “El monopolio del veto es exclusivo del Estado”.