Canciller dominicano expresa escepticismo sobre la voluntad haitiana para resolver conflicto fronterizo

0
778

El canciller dominicano, Roberto Álvarez, expresó sus dudas acerca de la existencia de una voluntad real por parte de las autoridades haitianas para abordar y resolver el conflicto actual que afecta a ambas naciones. En una rueda de prensa, el canciller cuestionó si realmente hay una disposición por parte de Haití para remediar la situación.

Álvarez afirmó enfáticamente que ningún militar dominicano ha violado la integridad territorial haitiana, a la vez que calificó como “provocación” las acciones llevadas a cabo por ciudadanos haitianos en la frontera. Detalló que grupos haitianos se ubicaron cerca de la provincia Dajabón, cavando una zanja en territorio dominicano, junto a la verja fronteriza, con el objetivo de obstruir el paso de vehículos militares dominicanos que patrullaban la zona.

El canciller destacó que este grupo haitiano, respaldado por individuos armados cuya afiliación aún se desconoce, incendió neumáticos y vandalizó la pirámide número 13, que marca los límites fronterizos entre ambas naciones.

En relación con el comunicado emitido por las autoridades haitianas, en el que acusan a militares dominicanos de incitar y provocar a grupos haitianos, Álvarez hizo un llamado enérgico para que las autoridades haitianas asuman el control de su territorio y eviten nuevas situaciones que agraven la ya delicada situación. Además, solicitó una ratificación pública por parte del gobierno haitiano en la que no cuestionen la delimitación fronteriza actual basada en acuerdos de los años 1929, 1935 y 1936.

El canciller reiteró la disposición del Gobierno dominicano al diálogo pero advirtió que tomarán medidas necesarias para preservar el orden y la seguridad. Concluyó indicando que el gobierno dominicano mantiene la voluntad de resolver la crisis mediante un diálogo franco y transparente, pero también subrayó que se tomarán medidas legales necesarias para proteger la integridad territorial.

En respuesta, un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores destaca la preocupación de la República Dominicana sobre la ilegal construcción del canal sobre el río Dajabón y sugiere que la buena fe mostrada por la parte dominicana podría haber sido instrumentalizada por las autoridades haitianas.