Aspirante alcalde apuesta por manejo integral residuos sólidos

0
342

La construcción de un relleno sanitario, de un sistema de recolección de gas metano y una planta recicladora de basura, son las principales acciones que implementaría Diómedes Roque García, aspirante alcalde de este municipio por el Partido Revolucionario Moderno (PRM).
Roquelito, como se le conoce en la comunidad, también tiene entre sus propuestas sobre saneamiento ambiental la instalación de “biobardas” en algunas cuencas para evitar que desemboquen al mar la basura que llega a las cañadas.
La “biobarda” es una especie de malla que evita que llegan al Atlántico los tan peligrosos residuos plásticos.
También es prioridad del aspirante a alcalde la remodelación total del mercado y la construcción de un moderno matadero, como forma de contribuir con la higiene en esos espacios.
Ordenamiento del tránsito. El caótico tránsito de la ciudad es otro de los problemas que promete enfrentar Roquelito, de ganar las elecciones el próximo día 16 de este mes.
Para tal fin propone la reorganización inmediata del sistema de tránsito urbano, así como del servicio de motoconcho que se mueve sin control por el Centro Histórico de esta zona turística.
Ese plan también incluye el embellecimiento de la entrada a la ciudad, con nuevas orientaciones en diferentes calles, paradas de autobuses, carros y motores.
Además de eso se colocarían semáforos con el sistema de paneles solares, mientras que los existentes serán donados a otros municipios de esta provincia.
Entretenimiento y cultura. El plan municipal de Roquelito contempla la construcción de cinco grandes parque temáticos en distintos lugares de la ciudad, además la colocación de luminarias, con sistemas de paneles solares, en los parques existentes.
En cuanto a las actividades culturales, a través del cabildo se realizará un festival anual de Arte y Cultura para promover artistas plásticos locales y extranjeros.
Asimismo, el aspirante a alcalde promoverá el fomento de las actividades deportivas y culturales en los barrios y las diferentes plazas públicas, para beneficiar a los jóvenes y así evitar que se dediquen a actividades indebidas.