Ante la muerte de un joven por una patrulla policial

La eli­mi­na­ción de la pe­na de muer­te ha si­do uno de los prin­ci­pa­les lo­gros de la hu­ma­ni­dad y en­tre los paí­ses que la al­can­za­ron se en­cuen­tra la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Qui­tar­le la vi­da a una per­so­na, no im­por­ta la edad es­tá pe­na­do por la ley y de­be san­cio­nar­se, no im­por­ta si el au­tor es po­li­cía, mi­li­tar o ci­vil.
Ha­bi­tan­tes del En­san­che Du­bocq de la par­te ba­ja de la ciu­dad,  vi­vie­ron mo­men­tos de an­gus­tias e im­po­ten­cia cuan­do el pa­sa­do sá­ba­do 5 de ma­yo, un agen­te po­li­cial miem­bro de una pa­tru­lla dio muer­te a un jo­ven­ci­to in­de­fen­so, de­sar­ma­do y que se  en­con­tra­ba  tran­qui­lo en la par­te la­te­ral de una ca­sa en la ca­lle seis del po­pu­lo­so sec­tor.
Ver­sio­nes re­co­gi­das en el lu­gar dan cuen­ta que el jo­ven ha­bía si­do de­te­ni­do jun­to a otros y lue­go de ha­ber si­do mon­ta­do en un ve­hí­cu­lo po­li­cial miem­bros de la ins­ti­tu­ción que for­ma­ban par­te de la pa­tru­lla co­men­za­ron a gol­pear­los, ra­zón por la cual sal­tó y se echó a co­rrer pa­ra lue­go ser lo­ca­li­za­do y en vez de apre­sar­lo nue­va­men­te le dis­pa­ra­ron sin me­diar pa­la­bras arran­cán­do­le la vi­da.
No exis­te jus­ti­fi­ca­ción pa­ra tal ac­ción, el pron­tua­rio de la víc­ti­ma no im­por­ta, si­no la vi­da, pues en ca­so de se de­ter­mi­na­ra que se tra­ta­ba de una per­so­na in­tran­qui­la, de una con­duc­ta cues­tio­na­da, el de­ber del agen­te era apre­sar­lo y con­du­cir­lo an­te sus su­pe­rio­res pa­ra   acu­sar­lo, pe­ro no ma­tar­lo, las le­yes es­tán ahí y los agen­tes po­li­cia­les, no im­por­ta ran­go y can­ti­dad, son au­xi­lia­res de la jus­ti­cia pa­ra con­tri­buir a que se cum­plan las dis­po­si­cio­nes es­ta­ble­ci­das en el Có­di­go Pe­nal Do­mi­ni­ca­no.
El pro­cu­ra­dor fis­cal, Lic. Víc­tor Mue­ses re­ci­bió una co­mi­sión de fa­mi­lia­res y mo­ra­do­res de Los Ca­lle­jo­nes co­mo se de­no­mi­nó  en el pa­sa­do el sec­tor,  dis­pu­so que los fis­ca­les ad­jun­tos Gri­mil­da Dis­la y Wil­fre­do Mar­tí­nez en­ca­be­cen la co­mi­sión que in­ves­ti­gue el he­cho en que per­dió la vi­da Dal­vin Díaz Bi­dó,  y se es­ta­blez­ca res­pon­sa­bi­li­dad pro­ce­dién­do­se  a so­me­ter a la jus­ti­cia al agen­te que de­be­rá ser juz­ga­do en Puer­to Pla­ta.
Las co­mi­sio­nes pa­ra in­ves­ti­gar he­chos de san­gre per­die­ron el cré­di­to ha­ce años, pe­ro no obs­tan­te, El Fa­ro tie­ne fe y con­fian­za en que los en­co­men­da­dos por el pro­cu­ra­dor fis­cal y los miem­bros de la Po­li­cía que la com­ple­ten, tie­nen un com­pro­mi­so no só­lo con los fa­mi­lia­res y miem­bros de la ba­rria­da, si­no con la so­cie­dad puer­to­pla­te­ña que as­pi­ra man­te­ner­se en paz y tran­qui­li­dad  sin te­mer  ser asal­ta­da en cual­quier mo­men­to por agen­tes po­li­cia­les que en vez de es­ta­ble­cer el or­den siem­bren el caos y la de­ses­pe­ra­ción cuan­do lle­gan a un lu­gar  ar­mas lar­gas en ma­nos con si se tra­ta­se de una gue­rra, la em­pren­den a gol­pes con­tra los que en­cuen­tran y ter­mi­nan dis­pa­ran­do ce­gan­do vi­das  a jó­ve­nes sin que és­tos ha­yan he­cho na­da, ac­cio­nes que se creían ya su­pe­ra­das.
La ins­ti­tu­ción del or­den pú­bli­co, Po­li­cía Na­cio­nal, ha da­do mues­tra de su­pe­ra­ción y pro­fe­sio­na­li­za­ción, mi­les de sus miem­bros han si­do lan­za­dos a las ca­lles por di­ver­sas vio­la­cio­nes co­me­ti­das, por lo que se es­pe­ra que es­ta­ble­ci­da la res­pon­sa­bi­li­dad del agen­te que qui­tó la vi­da a Díaz Bi­dó sea ejem­pla­ri­za­do, a fin de que los po­li­cías que for­man pa­tru­llas ac­túen co­rrec­ta­men­te y no con­ti­núen qui­tan­do la vi­da a ciu­da­da­nos y si son vio­la­do­res que los apre­sen y so­me­tan a la jus­ti­cia, pe­ro nun­ca ma­tar­los sem­bran­do el do­lor, llan­to, preo­cu­pa­ción en la fa­mi­lia, los ha­bi­tan­tes de la co­mu­ni­dad del sec­tor afec­ta­do y la so­cie­dad puer­to­pla­te­ña en ge­ne­ral.
Qué la in­ves­ti­ga­ción no se ex­tien­da por mu­chos días pa­ra que la san­ción no se ha­ga es­pe­rar pa­ra la tran­qui­li­dad de to­dos.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: