Alcalde asegura gestión se fundamentará en visión de desarrollo

Politica

Autoridades civiles y militares, ciudadanos y ciudadanas, compañeros y compañeras, invitados especiales que nos distinguen con su presencia: Al iniciar estas palabras, aprovecho la ocasión para agradecer a Dios, a mi partido, a las fuerzas aliadas y a todos los que han hecho posible nuestra elección.
Al conmemorarse hoy la gesta restauradora de nuestra independencia, es necesario entender que el futuro se cimienta en el pasado y el presente. El conocimiento de nuestra historia debe abarcar el proceso de desarrollo de las ideas y fenómenos humanos, para hacer funcionar en el presente, los conceptos básicos que explican los problemas actuales.  A 147 años de esta gesta gloriosa, nos encontramos con importantes logros en el orden político, económico y social. Es innegable que nuestro país ha avanzado a lo largo de ese tiempo. Luego de la dictadura de Trujillo, hemos vivido 50 años de una democracia defectuosa, donde la asimetría social, esa gran brecha entre ricos y pobres, no ha permitido un verdadero desarrollo, a pesar del crecimiento económico. Somos nosotros, los hacedores de las políticas públicas, los responsables de asumir un compromiso con el pueblo, quien nos ha depositado ese mandato. Somos nosotros, la clase política los responsables de que en nuestro entorno no hayan  familias que se acuesten sin cenar, viviendo en hacinamiento, en miseria extrema, con casas de hoja lata en los manglares y en nuestros campos. Somos nosotros los que no les hemos creado espacio a la juventud, somos de alguna manera responsables de que en pleno siglo XXI, en nuestro municipio aún exista  un 26% de analfabetos. Sin irnos más lejos, en el caso específico de las últimas gestiones en el ejercicio de la administración municipal, las cuales han recibido cientos de millones de pesos, tales recursos no han logrado cambiar la penosa realidad de nuestras gentes. Los problemas sociales en vez de disminuir fueron agudizados. No hay un sólo servicio municipal que funcione con eficiencia, y mucho menos hay correspondencia, entre las inversiones hechas y los recursos recibidos.
Conscientes de nuestras responsabilidades, tenemos pues que revertir este orden de cosas, tenemos que atender las prioridades del pueblo, no las nuestras en particular. Sabemos que nuestras actitudes e irresponsabilidades contribuyen a agravar las necesidades del pueblo.  Ha llegado el momento de romper cadenas; somos todos y todas corresponsables de alcanzar el bienestar que nos merecemos como pueblo. Nuestra gestión se fundamentará  en la visión de desarrollar de manera integral y sostenible el municipio, elevando la calidad de vida de nuestros habitantes. Haremos de nuestro Luperón, un espacio de participación plural e integracionista de los sectores sociopolíticos, garantizando la eficiencia y la transparencia en el manejo de los recursos del Ayuntamiento. Es una aspiración permanente del pueblo la redistribución del poder político.
La ausencia de concretizar el mandato de las leyes, en lo concerniente a la descentralización ha sido uno de los principales obstáculos, para avanzar en la construcción de nuestro desarrollo. Tenemos que tener pués, una conciencia plena de los objetivos que perseguimos. El marco jurídico de la ley 176-07, propicia un ambiente adecuado que promueve la participación ciudadana a través de mecanismos como el presupuesto participativo, el plebiscito y referéndum municipal, así como a través del consejo económico y social.  En tal sentido, las decisiones trascendentales de nuestra gestión contarán con el aval del pueblo previamente consultado. Y daremos garantías, de que un solo centavo de este Ayuntamiento no será distraído. Estamos en la fase de estructuración del Plan Municipal de Desarrollo de estos 6 años y en el mismo hemos contemplado los siguientes aspectos: 1- Educación y cultura. 2- Creación de empleos dignos  aprovechando la capacidad creativa de la gente  y apoyando el fomento y fortalecimiento de la micro y pequeñas empresas, así como potencializando la producción agropecuaria en alianza estratégica con ese sector.  3-  Juventud y género. 4-Infraestructura y viviendas dignas. 5- Medio ambiente, ornado y desarrollo urbanístico. 6- Deporte y recreación. 7- Turismo, apoyando las iniciativas privadas y estatales y mercadeando los elementos con potencial turístico que hemos determinado  con el Ministerio de Turismo, la agencia japonesa de cooperación y el Infotep. 8-Asistencia para el desarrollo social, priorizando a las madres solteras, niñez, estudiantes y envejecientes.
Debemos decir aquí, de manera responsable; honorables regidores, vicealcaldesa, directores y vocales de la juntas distritales, y al pueblo de Luperón, que la tarea que nos aguarda es ardua y que la situación de este municipio amerita un esfuerzo extraordinario para echarlo hacia delante.  Por ejemplo, en este Ayuntamiento nos encontramos con un parque de equipos, maquinarias y vehículos prácticamente destruidos y abandonados. Las áreas públicas de las urbanizaciones están en poder de allegados y funcionarios, las finanzas en rojo, la biblioteca, el matadero, los bomberos y el vertedero en abandono, los caminos y carreteras intransitables. En las oficinas municipales hay males estructurales. No se nos ha dado información de los contratos de arrendamientos de los solares propiedad del Ayuntamiento, ni de los locales de la plaza, ni de la situación de las urbanizaciones ni proyectos, entre otros. Las informaciones han sido escasas y rezagadas. Ahora bien, para la gestión que hoy inauguramos, lo decimos aquí, que no habrá espacio para el dispendio y que las malas prácticas quedan sepultadas desde hoy.  Desde hoy mismo, estamos en austeridad, espero el apoyo y la compresión de los dirigentes y militantes de mi partido en primer lugar y del pueblo. Por tanto quien reciba un cheque, es porque lo justifica con su trabajo al municipio.
Del consejo municipal que hoy se instaura, esperamos los luperonenses, que no sólo levanten sus manos para aprobar o desaprobar un tema en discusión, sino más bien, que levanten proyectos, propuestas, ordenanzas, resoluciones y reglamentaciones para el bienestal del municipio al cual nos debemos. Qué el interés del pueblo y de la gestión esté por encima del interés personal. Qué humanicemos la actividad política. Nos comprometemos con un mejor futuro para nuestro pueblo. Me permito recordar a Henry Kisinller quien dijo: ”no basta cuántos proyectos y científicos se pongan de acuerdo para alcanzar el desarrollo, los mismos no llegarán a ningún lado sino se le pone el corazón.” Qué Dios nos bendiga y nos de la sabiduría tal como se la concibió a Salomón.