Fotocronica Noticia Politica Portada

ALTAMIRA, Puerto Plata.- El Presidente de la Junta Central Electoral, doctor Roberto Rosario Márquez consideró que al asumir la institución el control de las Oficialías del Estado Civil, y poner sueldos de Estado a su personal, es la decisión más transparente en la historia de la administración pública en República Dominicana.

El presidente de la JCE se expresó de esta manera al dejar inaugurado el nuevo edificio de esa Institución en el municipio de Altamira, en la provincia de Puerto Plata.
“Aunque una ley promulgada en el 1992 pasaba los actos del Registro Civil a la Junta Central Electoral en 1992, no fue hasta el 2007 cuando se dio ese paso que ha permitido no sólo el rescate de esos servicios que se manejaban prácticamente de forma privada, sino que con la disposición se inició su modernización total”, aseguró Rosario Márquez.

Explicó que la entrega de ese edificio en Altamira era el resultado de esa decisión que ha permitido además inauguraciones de Edificios Electorales en Las Matas de Farfán, Las Salinas, El Peñón, Postrer Río, Santo Domingo Este, Moca y Cotuí, entre otros.

“El Plan es que en los 155 municipios del territorio nacional se construyan estos edificios levantado con los recursos que genera la propia Junta Central Electoral con los servicios que brinda a la ciudadanía”.

Dijo que en la actualidad hay totalmente automatizados los servicios de la JCE en 137 municipios para un 92.41%.

El edificio construido en Altamira tuvo una inversión de 13 millones 121 pesos con 65 centavos.

En otro sentido el magistrado Rosario Márquez agradeció al Episcopado Dominicano el apoyo recibido en la lucha por la erradicación del sub registro en el país y mencionó de manera especial la Diócesis de San Juan de la Maguana, zona en la que se ha reducido ese mal de un 33 a un 5 por ciento.

“La meta es que no haya un dominicano sin declarar y para eso contamos con las iglesias y todos los actores de la sociedad, porque una persona no registrada en el ser vicio civil, es como si no existiera” aseguró el Presidente de la JCE

En el local funcionará la Junta Electoral, el Registro Civil y un Centro de Cedulación, debidamente equipados, computarizados, con aire acondicionado y planta eléctrica de emergencia.

El acto estuvo encabezado, además de Rosario Márquez, por los magistrados Rosario Altagracia Graciano, César Francisco Féliz Féliz y José Angel Aquino Rodríguez. Además el obispo de Puerto Plata, César Corniel Amparo, el síndico municipal Fidencio Colón Bisonó, el senador de Puerto Plata Francis Vargas y Cecilio Núñez, presidente de la Junta Electoral de Altamira.

La bendición del acto estuvo a cargo del obispo de la Diócesis de Puerto Plata, Monseñor Julio César Cornielle Amaro, quien tras valorar positivamente la obra la definió como una bendición de Dios.

La munícipe Fátima Verónica Polanco pronunció las palabras a nombre de la comunidad y expresó su regocijo porque “nuestro edificio no tiene nada que envidiarle Al de cualquier país del mundo”.

En el Acto, el Alcalde de Altamira, Fidencio Colón, entregó una placa de reconocimiento al doctor Rosario Márquez, por su interés en dotar a esa comunidad de una edificación digna y modernizar la Junta Electoral, la Oficialía del Estado Civil y el Centro de Cedulación. De igual manera, el Consejo de Regidores declaró Huesped Distinguido al Presidente de la Junta Central Electoral por iguales propósitos. Los Miembros de la Junta Electoral de Altamira, también hicieron un reconocimiento al presidente de la Junta Central Electoral.