Recibimiento de Vladimir Guerrero, como herue

SANTO DOMINGO. Vladimir Guerrero pisó el domingo suelo dominicano por primera vez como inmortal y recibió un reconocimiento a su altura, abrazado por una enorme multitud que llegó desde su pueblo natal en la provincia Peravia y que creció con miles de dominicanos que salieron a las calles y puentes a felicitarlo, en muchos casos con bandera en manos.

El tercer miembro dominicano de Cooperstown descendió a la 1:55 p.m. del avión matrícula N926CJ con el mensaje en su puerta “Super Vlad HOF” y la bandera dominicana en manos. Una alfombra roja lo esperaba para saludar a los ministros de Deportes y Turismo, Danilo Díaz y Francisco Javier, respectivamente, además del presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisín Mejía. De inmediato, bailó unos segundos con tres integrantes del ballet folklórico de Turismo.

“Lo que trato es de seguir manteniendo nuestra bandera en alto. Cuando salía de la República Dominicana lo que trataba era de hacer un buen trabajo, trataba de olvidarme de mi familia, en ligas menores, tener que pensar mucho, llamar a mi familia, pero una vez en el (19)95 me acostaba pensando ‘me voy de aquí”, pero no se lo decía a nadie, nada más cuando me acostaba del cansancio, jugaba todos los días, no me daban días libres, nunca había jugado cinco meses corridos, pero solo fue porque cogí un slump (racha negativa) de 16 turnos sin dar un hit, pero gracias a Dios me ayudó”, dijo Guerrero en rueda de prensa en el Salón de Embajadores del Aeropuerto Internacional de Las Américas.

Acompañado en la mesa, además de los ministros Días y García, por sus hermanos Eleazar y Wilton, su madre Altagracia Alvino, su publicista Eugenio Rojo, y con sus ocho hijos a su izquierda, Guerrero habló por espacio de una hora de su transcurrir como pelotero profesional, de la vida sencilla que lleva en Don Gregorio y de su futuro, uno que no ve dentro de los diamantes profesionales, sino como instructor de niños.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: