30 mujeres de Altamira ahora viven del cacao con proyecto auspiciado por la USAID

AL­TA­MI­RA, Puer­to Pla­ta.- El Pro­yec­to de Di­ver­si­fi­ca­ción Eco­nó­mi­ca Ru­ral, cu­yos re­cur­sos fue­ron apor­ta­dos por la Agen­cia de los Es­ta­dos Uni­dos pa­ra el De­sa­rro­llo In­ter­na­cio­nal (USAID), unos RD$9 mi­llo­nes, pu­so en eje­cu­ción  el pro­yec­to Cho­co­la­te de la Cuen­ca del Ca­ri­be (Cho­cal), el cual fue ini­cia­do por la Fun­da­ción de De­sa­rro­llo Lo­ma y Sa­lud (Fun­de­lo­sa), des­de el 2008.
El pro­yec­to  que  ayu­da a so­bre­vi­vir a 30 mu­je­res de es­te mu­ni­ci­pio, fue crea­do con el es­pí­ri­tu de que las mu­je­res de esa zo­na ru­ral pue­dan crear su pro­pia mi­cro em­pre­sa pa­ra el sus­ten­to de sus fa­mi­lias.
«Su do­lor de ca­be­za era no con­tar con los re­cur­sos pa­ra man­te­ner a sus hi­jos pe­ro aho­ra con los po­cos pe­ro mo­ti­va­do­res  be­ne­fi­cios que le han re­por­ta­do el ne­go­cio de ha­cer y ven­der go­lo­si­nas de ca­cao, re­sur­ge la es­pe­ran­za.»
Por más de dos años las par­ti­ci­pan­tes fue­ron ca­pa­ci­ta­das en el ma­ne­jo del ne­go­cio, el mer­ca­deo y la pro­duc­ción y re­ci­bie­ron apo­yo en la in­fraes­truc­tu­ra  con la uti­li­za­ción de un nue­vo equi­po pa­ra tos­tar ca­cao  que en só­lo  20 y 25 mi­nu­tos pue­de  pro­ce­sar los pro­duc­tos.
«Se les en­se­ñó a de­tec­tar seg­men­tos de mer­ca­do y ma­ne­jar los pro­duc­tos, lo que be­ne­fi­cia­rá a la co­mu­ni­dad,” afir­mó Luís Gon­zá­lez, en­car­ga­do de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de la agen­cia, du­ran­te el ac­to de inau­gu­ra­ción el pa­sa­do vier­nes.
Aun­que cuen­tan con un ta­ller don­de pro­du­cen y ven­den los pro­duc­tos, no to­das tra­ba­jan en el mis­mo ho­ra­rio. Unas ago­tan el tur­no de la ma­ña­na  y otras  en la tar­de. “Tam­po­co to­das tra­ba­jan siem­pre. Só­lo cuan­do la de­man­da es al­ta se in­te­gran las 30,”  de­ta­lla Noe­mí So­to, en­car­ga­da de Pro­duc­ción.
Fren­te al ta­ller hay una pe­que­ña tien­den­ci­ta don­de se ven­den los dul­ces y pro­duc­tos que ha­cen las mu­je­res, en­tre ellos:  dul­ces de ca­co pu­ro, cu­bier­tos de ha­ri­na, du­ros y sua­ves. Tam­bién se ven­den li­co­res he­chos de fru­tas que an­tes eran echa­das al ga­na­do, pe­ro aho­ra son des­ti­la­das y en­va­sa­das.
Con­sul­ta­dos   los de­pen­dien­tes los pre­cios van des­de los 125 que cues­ta la bo­te­lla de vi­no de man­go;  25 pe­sos  la bo­la de ca­cao; la lu­ne­ta 15,  el go­fio  25 y los cho­co­la­ti­nes 5 pe­sos. “La bo­la de ca­cao es lo que más se ven­de asi­mis­mo los vi­nos, en sus va­rie­da­des de ca­cao, ce­re­za y gui­neo”, ex­pli­ca Josy Est­her de la Ro­sa, en­car­ga­da de Con­ta­bi­li­dad.  Mien­tras que las  ven­tas men­sua­les as­cien­den a RD$ 50 mil, el  50% de los in­gre­sos se dis­tri­bu­ye equi­ta­ti­va­men­te en­tre las tra­ba­ja­do­ras y la mi­tad res­tan­te va la in­fraes­truc­tu­ra y obras so­cia­les pa­ra la co­mu­ni­dad.
Pe­se al avan­ce que sig­ni­fi­ca pa­ra la co­mu­ni­dad el pro­gra­ma, el re­to real re­cién em­pie­za, pues el pro­gra­ma só­lo con­tem­pla ofre­cer ayu­da has­ta el ini­cio de las ope­ra­cio­nes.
La car­te­ra de clien­tes has­ta el mo­men­to res­pon­de ca­si en su ma­yo­ría a puer­to­pla­te­ños, pe­ro se­gún ex­pli­ca de la Ro­sa es­pe­ran que la co­lo­ca­ción en 300 pun­tos de ven­tas rin­da su fru­to en un cor­to pla­zo. La apues­ta des­can­sa ade­más en las fe­rias en las que las de­le­ga­das par­ti­ci­pan y en las que pro­mo­cio­nan los pro­duc­tos he­chos de ca­cao or­gá­ni­co.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: