La Gestión Ambiental: herramienta primordial para un futuro posible

AmbientalUn día cualquiera deambulando por nuestras calles y avenidas nos encontramos con

montones de desechos sólidos, que a través de sus olores y líquidos lixiviados nos

alertan sobre su nociva presencia. Todo esto acompañado de una desacompasada

sinfonía de ruidos de alta intensidad y frecuencia que trastornan el orden público y la

tranquilidad del vecindario.ambiental 2
Drenajes de aguas servidas transcurren por nuestras cunetas, con sus olores

característicos, con su carga de enfermedades y su mensaje subyacente de peligro.

A causa de la angustia frente a tanta adversidad, miramos en cualquier dirección y nos

absorbe el trastornado escenario de una ciudad perdida debajo de una inimaginable

variedad de letreros, cuyas unidades del paisaje han sido fragmentadas y sus cuencas

visuales perturbadas por torres de antenas, parábolas y edificios aleatorios.

Estos junto a muchos otros problemas ambientales se han convertido en la realidad

cotidiana de los núcleos urbanos dominicanos. Cabe preguntarse, ¿Tendremos una

segunda oportunidad? ¿Podemos pensar en un futuro posible?

Definitivamente ¡sí!, sin embargo, para lograrlo, es necesario y urgente planificar la

dinámica urbana desde la óptica de la gestión ambiental, para esto es imprescindible

realizar un análisis integral que permita el entendimiento de la problemática existente y

sus causas. Es importante además, establecer los espacios más degradados y

vulnerables, los que requieren una atención inmediata, es fundamental identificar los

actores y los medios de vida y fundamentar toda intervención en un Plan de

Ordenamiento Territorial pensado y vinculado en todos sus aspectos a la realidad de

cada territorio.

La gestión ambiental incluye aquellas actividades, acciones y políticas, dirigidas a

manejar de manera integral el medio ambiente de un territorio dado y así, contribuir con

el desarrollo sostenible del mismo. Pretende reducir al mínimo nuestras intrusiones en

los diversos ecosistemas, elevar al máximo las posibilidades de supervivencia de todas

las formas de vida, por muy pequeñas e insignificantes que resulten desde nuestro

punto de vista, y no por una especie de magnanimidad por las criaturas más débiles,

sino por verdadera humildad intelectual, por reconocer que no sabemos realmente lo

que la pérdida de cualquier especie viviente puede significar para el equilibrio biológico

(Edmunds Stharl y Letey John. Ordenación y Gestión del Medio Ambiente. Ed.

MacGraw-Hill. 1975).

Para lograrlo, es preciso integrar todos los sectores y actores de la sociedad, de

manera audaz y responsable, desde el momento de la toma de decisiones hasta la

consecución de las acciones, actividades y planes de intervención, cada quien desde el

rol que le corresponde. Será necesario también disponer de las políticas, métodos,

líneas prioritarias de intervención, recursos económicos y personal competente, tanto a

nivel público como privado, para el diseño y ejecución de los planes.

Es importante considerar, que la gestión ambiental no puede realizarse de forma

espontánea, depende de los conocimientos, la reflexión y la creación de una

percepción, una conciencia, un comportamiento. Se necesita un nuevo entendimiento,

una nueva cultura simbólica, un nuevo paradigma.

El propósito de la gestión ambiental es ofrecer protección a la población y a todos los

elementos del ecosistema, mejorar la seguridad, el bienestar, la calidad de vida y

contribuir al desarrollo sostenible, por todas estas razones, debe ser una preocupación

y una labor de todos, por el bien común, por la salvaguarda de todas las formas de vida

y para la garantía de un futuro posible.

Ing. Lourdes Tapia Benoit, MEIA

Consultora y Educadora Ambiental

Coordinadora Maestrías en Gestión Ambiental, PUCMM-Santiago

avatar

admin

LEAVE A COMMENT

Sociales