No hay que temerle al Diablo

basilicaEl obispo de la diócesis de aquí, Nicanor Peña pidió un diálogo sincero y abierto para debatir los grandes problemas nacionales y abogó por la construcción de una patria donde “no nos tengamos miedo uno al otro”.

“Es hora de que todos los líderes de la nación se aboquen a un diálogo sincero para buscar solución a los grandes problemas nacionales y pidamos a la Virgen de La Altagracia que nos guíe a todos”, dijo Peña durante la lectura de su homilía con motivo de las celebraciones del Día de Virgen de La Altagracia.

“Con la ayuda de la virgen podemos lograr grandes cosas, este es un pueblo bueno, lleno de amor y muy trabajador y progresista”, agregó.

Durante su homilía que leyó frente al presidente Danilo Medina, su esposa doña Cándida Montilla de Medina y una amplia comitiva del gobierno, el obispo dijo que cada día ruega a la virgen para que esta ayuda al pueblo en los momentos más difíciles.

Miles de feligreses llegaron temprano a la Basílica de La Altagracia en busca de milagros, como dijo el obispo.

Expresó que cada uno de los presentes llegó desde muy lejos para agradecer la virgen todo lo que ha hecho por cada uno y por “nuestro pueblo”.

Abinader

El candidato presidencial Luis Abinader expresó su respaldo a la solicitud hecha por el obispo de la Diócesis de la Altagracia, monseñor Gregorio Nicanor Peña, de que los líderes de la República Dominicana participen en un debate a profundidad y sin prejuicios sobre los principales problemas del país.

“En un proceso electoral los candidatos deben decirle al pueblo qué van a hacer en el gobierno, cuáles son sus plantes y medidas, y deben debatirlas para que el pueblo pueda decidir su voto en base a las propuestas de los aspirantes a la Presidencia. “Se nos ha visto solicitar varias veces al presidente Danilo Medina que debatamos la agenda nacional en un plano respetuoso y civilizado, que contrastemos su visión y la nuestra sobre la orientación de las inversiones”

avatar

admin

LEAVE A COMMENT

Sociales