Max Puig asegura hizo lo correcto alejandose del PLD

max  puig reelectoMax Puig, presidente y excandidato presidencial del partido Alianza por la Democracia (APD), es un político que exhibe un amplio marco teórico sobre los problemas del país y explica con claridad su visión de nación. Pero a la hora de hablar del papel que jugará su partido para las elecciones del próximo año, luce ambiguo, quizás un reflejo de la indefinición del panorama electoral de los próximos comicios. Lo que sí Puig tiene muy claro es que no volverá a aliarse con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), organización de la que por mucho años mantuvo acuerdos electorales y de la que, incluso, fue parte en sus orígenes.

“No hay ninguna posibilidad de que nosotros nos aliemos de nuevo con el Partido de la Liberación Dominicana, por el camino que el PLD ha tomado yo no voy a volver a aliarme al PLD. Si tú has confiado en alguien y te das cuenta de que te decepciona es mejor tomar distancia si esa persona es deshonesta. Estoy cada vez más convencido de que hice lo correcto al apartarme del PLD”, afirmó.

Puig también descarta la posibilidad de formar parte de la Convergencia por un Mejor País porque no tiene propuesta y le falta definir el liderazgo. Al hablar de posibles alianzas se limita a decir que está dispuesto a formar parte de un acuerdo nacional que cambie el modelo económico, pero no especifica cómo ni con quién lo haría.

Al explicar las razones que lo alejaron del partido morado, no aparenta rencor ni malestar, solo diferencias en la visión de conducir la nación. Con lo que parece molesto e inconforme con el PLD, es por el resultado electoral de la APD, en las elecciones del 2012, en las que él fue el candidato presidencial y logró poco más de 4 mil 700 votos.

“Nosotros sabíamos que la votación iba a bajar y estábamos convencidos de eso. No quiero justificar, pero hubo un ensañamiento contra la APD porque lo que nosotros hicimos para ciertas personas era imperdonable, porque nosotros nos atrevimos hacer lo que nadie hace, nos atrevimos a irnos, y como habíamos estado asociados al PLD, ellos conocían a nuestra gente y nos compraron a nuestra gente, esa es la verdad”, aseguró.

Y agregó: “Pero eso es parte de la podredumbre que envuelve a la política dominicana, pero nosotros estábamos conscientes de que venía una embestida fuerte y que tendríamos que pagar un precio; estábamos dispuestos a pagar ese precio, y lo estamos pagando, y a lo hecho, pecho”.

Alianza programática

El sociólogo sostuvo que cree en una alianza lo más amplia posible de cara a las elecciones, no en términos electorales, sino a favor de todo lo que sea fortalecimiento de la institucionalidad.

“En términos electorales solo nos vamos asociar con los que manifiesten una voluntad real de cambio. Nuestra política es la apertura, y nos estamos reuniendo con diferentes grupos”, dijo.

Cuestionado de si ha sido contactado por los promotores de la Convergencia por un Mejor País, dijo que no.

“Ellos tienen una situación incierta. Ellos tienen que definir cuál es su liderazgo y no han definido su programa y nosotros no podemos definir algo con una fuerza política que no se ha definido ella misma”, razonó el político. Agregó que trabaja para ir junto a todas aquellas fuerzas que estén interesadas y comprometidas con un cambio de modelo y que para eso tienen que definirse “los otros, porque nosotros sí sabemos lo que queremos”.

Sostuvo que los demás actores del sistema político se limitan a las aspiraciones personales. Aunque no descartó que pueda ir de nuevo como candidato presidencial, dijo que no tiene que ser necesariamente así y que si tuviera que apoyar a otro aspirante, lo haría.

“El dominio del PLD está llegando a su fin”

Puig observa que el panorama electoral está complicado de cara a las elecciones generales del 2016, especialmente para el partido de gobierno, para el que tiene malos presagios.

“Yo me di cuenta de que estaba luchando contra una muralla”, comenta sobre sus diferencias con el PLD. “Pero esa muralla se está agrietando, producto de sus propias acciones y de la toma de conciencia de la población, por eso pienso que estamos en los finales del dominio del PLD aún conservase el gobierno, porque eso agudizaría la crisis de confianza que se está generando”, sostuvo.

Agregó que “en mayo del 2012, Leonel Fernández podía pensar que lo había hecho muy bien, que había colocado el candidato de su partido en la Presidencia de la República, que él se iba a tomar cuatro años de vacaciones, que él iba a volver a la presidencia de la República en el 2016, pero hoy vemos que eso no es así”.

Miranda debe ser Parque Nacional

Max Puig, quien ocupó el Ministerio de Medio Ambiente, afirmó que es posible que Loma Miranda sea declarada parque nacional sin que tenga implicaciones legales y económicas que puedan afectar al país. Igualmente, consideró que es posible la explotación minera en el país sin que eso implique daños mayores al medio ambiente, siempre que las empresas mineras desarrollen una política de mitigación de los daños que puedan producir al subsuelo.

El exministro de Medio Ambiente refirió que la República Dominicana es uno de los países del mundo más amenazados por el cambio climático y ocupa el séptimo lugar de las naciones con mayores amenazas. “Se debe a que el crecimiento que se ha dado en los últimos 50 años se ha dado en detrimento de la sociedad y de la naturaleza y si las cosas siguen como van de aquí al 2100 el país habrá perdido un 13% de su territorio que estará cubierto por las aguas”, advirtió.

Puso como ejemplo que provincias como Montecristi perderían la mitad de su territorio por el cambio climático si no se toman los correctivos de lugar.

Desconfianza, mayor mal de RD

Para Puig el modelo en que se ha sustentado la República Dominicana, desde la caída de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, está a la puerta de la extinción debido a que no genera niveles de igualdad y, por el contrario, aumenta la pobreza. El sociólogo basó sus argumentos en un estudio que realizó hace cinco años un equipo de investigadores encargado por el entonces presidente Leonel Fernández sobre lo que debía hacer el país para superar sus problemas.

“De unas 70 y tantas recomendaciones que hizo el estudio, la primera fue la más importante de todas, la confianza”, refirió. “El principal problema de la sociedad dominicana es la confianza, que no hay confianza en las instituciones, no hay confianza en los actores, no hay confianza en que los que tienen que conducir el país y señalaba que si eso no se resuelve, la República Dominicana no podrá salir adelante y hoy en día eso se está confirmando”, dijo.

Puig también habla de una situación económica y social poco halagüeña para el país y que desde su punto de vista es una situación muy seria, pero que muchos quieren ignorar.

¿Qué haría la APD para mejorar el país?

Max Puig en su discurso es reiterativo en que el actual modelo económico está agotado y que está a punto de

desaparecer por lo que ante esa realidad lo importante es definir qué hacer para cuando eso ocurra.

“Yo creo que, quiérase o no, el actual esquema de gobierno está llegando a su fin y de lo que se trata no es solo del fin del régimen del PLD, sino cómo va a ser organizada la República Dominicana, después de”, dijo.

Consideró que ha elaborado una propuesta de país más incluyente que ayudaría a “deponer protagonismos estériles y pensamos que todos estos personalismos que están caracterizando a la política dominicana no conducen a ninguna parte”, expresó. Dijo que aquí hay que ponerse de acuerdo para establecer una nueva agenda nacional. “Hay que trabajar en qué hay qué hacer y por eso insistimos mucho en el tema programático, un tema que aparentemente no le interesa a los demás partidos políticos”, apuntó.

Argumentó que es necesario definir sobre qué base se va a construir el nuevo modelo económico en la República Dominicana. “Cualquier partido que gobierne tiene que abocarse a la transformación del modelo, porque de lo contrario no va a poder parar el declive del país y una posible crisis”, advirtió el presidente de la APD.

Dijo que su partido está encaminando esfuerzos en aquellas fuerzas políticas y sociales que hayan comprendido la necesidad de sustituir el modelo económico actual.

“Si no tocamos ese tema nos iremos al fondo y no se puede sustituir este gobierno por otro que venga hacer algo similar”, concluyó Max Puig.

Desarrollo
En el país el 40% de la población es pobre, y otro 40% está endeudada; sobre esa base no se puede desarrollar un país”.

– See more at: http://www.elcaribe.com.do/2015/04/02/ldquoestoy-mas-convencido-que-hice-correcto-con-alejarme-del-pldrdquo#sthash.IxpdMNah.dpuf

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: