Alimenta de los que salieron antes y que han vueltos

MiguelVargas 4El ingreso de dos profesionales veteranos, Virgilio Bello Rosa y César Mella Mejías a la dirección del PRD, le da a ese partido un empujón hacia adelante en su lucha doble por predominar en el sentimiento perredeísta y lograr lo máximo posible en las elecciones de 2016.

Mella Mejías, quien fuera presidente del CMD es una especie de referencia como psiquiatra. Cuando se habla de consultar a un psiquiatra sobre un tema nacional o internacional, interpretar una conducta o predecir una posibilidad, se piensa en él. Su conversación cautiva.

Bello Rosa, abogado y político desde los días de las aulas universitarias es una muralla moral solamente comparada con Emmanuel Esquea Guerrero, también abogado exconsultor  jurídico del Poder Ejecutivo en el gobierno del doctor Jorge Blanco y embajador en la ONU.

El doctor Bello Rosa había tomado un largo sabático de salud después de un accidente en la vecindad de su casa de Jarabacoa, donde al parecer quería encontrar tranquilidad y reposo para los días venideros. Su retorno al PRD bien acogida dentro y fuera de ese partido tendrá resonancia.

Como persona de convicción, el doctor Bello Rosa, ex Procurador General, no ocultó al retornar al PRD que preside Vargas Maldonado, su interés de reactivar su militancia en el partido y también de alcanzar una diputación por la circunscripción en la cual vive, cosa no difícil.

Los servicios que Bello Rosa prestó al país durante los días aciagos de los doce años cuando ofreció su asesoría honoraria a muchos perseguidos políticos, aparte de su limpia hoja de vida, lo califican de manera sobrada para que los electores de la capital lo respalden sin vacilación.

Tras superar sus problemas de salud el reconocido abogado tiene la seguridad de que podría ser útil a los electores y al país desde la Cámara de Diputados, donde faltan luces que piensen en los atribulados contribuyentes, en hacer buenas leyes y en la moralidad pública.

De lo que hará el doctor Esquea no se sabe. Luce que está en una posición intermedia entre el PRD original y el PRM del expresidente Hipólito Mejía y que debata la nominación de ese político o la del empresario Luis Abinader, una revelación de la política en los últimos tiempos.

Vargas podría cantar victoria. Al parecer calladamente ha estado buscando buenos cuadros de su partido, tanto en la llamada vieja guardia como entre jóvenes preparados. La circunstancia de que puede ofrecer candidaturas como no lo haría el PRM, lo ayuda mucho.

El PRM tiene una buena cantidad de veteranos políticos que ya fueron funcionarios públicos por elección o decreto y que desean volver al poder en las cámaras y municipalidades si la organización no llegara a una posición relevante como sería conquistar el poder ejecutivo.

Sangre nueva en PRD
Vargas Maldonado tiene una táctica sabia de atraer a los veteranos y a jóvenes notables que están actualmente en el sector privado con bastante éxito, sin olvidar a los cuadros partidistas, como fue el caso reciente del ingreso de Tony Peña Guaba, hijo de José Francisco Peña Gómez.

Alfredo Pacheco, exdiputado y candidato eterno a la alcaldía de Santo Domingo volvió recientemente al PRD como lo han hecho sin la experiencia que da la militancia política, algunos jóvenes con garra como Hidekel Morrison y Hugo Beras, de apellidos notables.

Con Morrison ocurre algo muy interesante. Su destreza y conocimiento de la informática en programas de televisión y su columna periodística han llevado a muchos ciudadanos corrientes a entender y ocuparse de esa ciencia, fundamental en la era del conocimiento.

Morrison tiene el talante de los miembros de su familia, descendientes del famoso profesor Morrison, maestro y munícipe distinguido de la parte oriental. De su prole han salido intelectuales y profesionales en los diversos quehaceres, gente decente a toda prueba.

Beras, de la dinastía Beras-Goico es también un fenómeno de la radio, la televisión y las redes sociales, un representativo bien atilado y aliñado de las jóvenes generaciones. Su penetración en los estratos juveniles como promotor del auto le garantiza un caudal de votos.

El diputado David Collado, por quien suspira el PRD es un caso particular. Emprendedor por antonomasia, correcto en su estilo y capaz de atraer a los grupos empresariales, a gente conservadora y a los jóvenes, aspira a alcalde de Santo Domingo, lo que sería quizás el problema.

Tal vez  consciente de que la gente de la capital podría pensar lo mismo que se decía en los Estados Unidos antes de la primera elección de Barack Obama: “Cualquiera después de Bush”, Collado chocaría con las aspiraciones de Pacheco, un dominador de multitudes en los barrios.

Dicen que Vargas Maldonado tiene un listado de personas importantes que pasarán del PRM al PRD y otros que ingresarán como rasos aunque con la aspiración de que en las convenciones partidarias puedan optar por los puestos de senador, diputado, síndico o regidor.

El PRD un sentimiento
Con todos los fraccionamientos en su foja y las disparidades interminables que a veces son bizantinas, el PRD persiste como un sentimiento que evoca los días anteriores y posteriores del trujillismo, la revolución constitucionalista y la lucha contra momentos difíciles de los doce años.

El expresidente Mejía, quien aspira a ser el candidato presidencial de su partido, PRM, con el apoyo de los perredeístas mayormente originales, no tendría ni por asomo el arraigo que todavía pretende, si no fuera porque detrás de sí están la obra y recuerdos de Peña Gómez y Guzmán.

Cuando salió a la luz pública el escudo de su partido PRM, la gente común comparó aquel pulgar deformado por el dibujante con el jacho prendío, el mismo del primer día, que para suerte de los candidatos del PRD, ocupa el lugar 1 en la lista de candidatos que el elector recibirá.

Al quedarse con el PRD, Vargas Maldonado se quedó también con ese escudo y bandera blanca. Además con los recursos que la JCE ofrece a los partidos para sus actividades, que en su caso, de 17 millones de pesos al mes, de ser bien administrados alcanzaría para mucho.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: