Policía e Interior acuerdan desarmar a poseedores de armas

 

policia e interior

 

El ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, se mostró ayer de acuerdo con el desarme de la población, no solamente de inmigrantes haitianos sino también de todos los que posean armas ilegales dentro del territorio nacional.

De igual manera, se expresó el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, quien dijo que realizan operativos permanentes para desarmar a todo aquel que posea arma de fuego de manera ilegal, haitiano o dominicano, en el barrio 27 de Febrero, donde el pasado sábado una turba de haitianos atacó a la Policía Nacional y agredió a una periodista y dos camarógrafos de noticias, en protesta por la muerte de un compatriota que recibió un disparo de manos de un agente.

Fadul dijo que se realizan operativos de manera permanente y que la Policía Nacional está actuando para desarmar esas personas y someterlas a la justicia. Reiteró que están regularizando a ciudadanos extranjeros, pero que aquellos que no se ajusten al plan cuando termine de aplicarse, ten- drán que regresar a su país.

De igual modo, Castro Castillo dijo que están coordinando acciones con la Dirección Central de Inteligencia Delictiva y con la Dirección Central de Investigaciones Criminales, para adoptar las medidas pertinentes y trabajar junto al ministerio público en los allanamientos correspondientes.

Expresó que luego del incidente en el barrio 27 de Febrero designó al inspector general de la Policía para hacer las investigaciones correspondientes.

Dijo que el segundo teniente José Suriel Díaz, acusado de matar a Jassainte Cedyeu, fue puesto a disposición de la justicia y suspendido de sus funciones.

“Esto trajo una indignación a una gran cantidad de haitianos que residen en esa zona y hubo un enfrentamiento con miembros de la Policía”, sostuvo.

Jueza conoce caso hoy
 Por otro lado, la jueza del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, decidirá hoy miércoles si impone prisión preventiva en contra del segundo teniente de la Policía Nacional, acusado de asesinar al nacional haitiano Jassainte Cedyeu ocurrido el pasado sábado en el barrio 27 de Febrero. La magistrada Margarita Cristo Cristo fijó para las 9 de la mañana la solicitud de medida de coerción presentada por el ministerio público en contra del agente policial José Manuel Suriel Díaz, de 52 años de edad, consistente en prisión preventiva.

La medida fue solicitada por el fiscal adjunto Orlando Antonio Santos Ramírez, del departamento de Asuntos Internos de la Fiscalía del Distrito Nacional, quien sostiene que es la medida de coerción más idónea para garantizar la presencia del imputado es la prisión preventiva, establecida en el artículo 226 numeral 7 del Código Procesal Penal.

Señala que el imputado no ofrece garantía suficiente para presentarse a los actos del procedimiento y someterse a los mismos, en razón del peligro de fuga inminente.

De acuerdo al ministerio público y, según versión del cabo Santo Vicente Ibert Rosario, el hecho ocurrió en la calle 15 esquina 16, del referido sector, cuando acompañaba al imputado.

(+)
ANTECEDENTES DEL HECHO

La muerte el pasado sábado de un haitiano a manos de un agente de la Policía Nacional en la calle 16 del barrio 27 de Febrero, en la zona norte de la Capital, cuya causa está aún sin esclarecer, enfureció a cientos de haitianos que viven en desvencijados cuartos de viviendas de ese sector y atacaron a tiros y pedradas a las fuerzas del orden enviadas al lugar de la tragedia.

Como consecuencia del ataque, la periodista Yaniris Sánchez y el camarógrafo José Cruz, de Telenoticias, canal 11, recibieron heridas de botellas y piedras lanzadas por los manifestantes.

También fue herido el camarógrafo de Noticias SIN, Silvino Da Silva, quien recibió pedradas en la mano derecha, el rostro, la cabeza y una pierna.

La víctima fue identificada como el haitiano Jassainte Cedyeu, de 35 años de edad, un vendedor de chicharrones.

Deja a cinco niños en la orfandad y a su mujer embarazada. Las versiones sobre el origen del incidente son, hasta ahora, diversas.

Algunos comentaron que el policía victimario pretendía “macutear” a Jassainte, pero otros sostienen que todo tuvo origen en una discusión durante un juego de cartas.

Cuando la Policía acudió al lugar a levantar el cadáver, junto a médicos del Instituto de Ciencias Forenses, encontró resistencia de decenas de compatriotas de la víctima que se negaban a entregar el cadáver.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: