Manuel Gilbert 

PUERTO PLATA.-Ciudadanos de diversos estamentos sociales recordaron la deficiencia extrema como funcionaba Coraapplata antes de que el ingeniero Carlos Troche fuera designado en ese organismo por el presidente Danilo Medina y conoce la forma eficiente como opera en la actualidad.

“Los hombres y mujeres de buena voluntad de nuestro pueblo debemos admitir que se ha avanzado considerablemente en la mejoría del suministro de agua durante la gestión de ese excepcional y laborioso servidor público que es el ingeniero Troche,”, expresaron los enjuiciadores del trabajo de Troche.

Las personas que se hacen el reconocimiento al director general de Coraapplata, las cuales prefirieron el anonimato, señalaron que dicho funcionario no tiene horario para cumplir con su sagrada misión de brindar un servicio de calidad total a los ciudadanos y ciudadanas.

Expresaron que “hay que ser muy mezquino para no admitir que hoy recibimos más agua que hace tres años y para comprobarlo solo hay que cuestionar a los moradores de Torre Alta, Don Armando, La Estancia, Ginebra Arzeno, urbanización Gregorio Luperón, Padre Granero, Bello Costero, Padre las Casas Villa Progreso o cualesquiera otros sectores de Puerto Plata”.

Recordaron la situación desesperante de los moradores del sector Los Bordas por la falta de agua, la cual fue resuelta con la instalación de una costosa tubería de acero, para evitar que fuera perforada provocando que desapareciera la presión y el preciado líquido no les llevaba a los habitantes de la parte alta.

Señalaron que aparte de las cuantiosas inversiones en se tuvieron que hacer, también hubo mucho tesón y la entrega del ingeniero Carlos Troche para resolver el problema de desabastecimiento de agua que padecía el sector Los Bordas, cuyos habitantes tuvieron que comprar agua a camiones cisterna durante largo tiempo.

“A pesar de su inmensa labor de Troche al frente de Coraapplata, individuos malvados se han dedicado a criticarlos de manera hiriente y desconsiderada, desconociendo que a los hombres de bien y de trabajo hay que reconocerlos y se respetarlos, en vez de criticarlos y a denostarlo, apelando a trapacerías, maledicencias”, expusieron.

Expusieron que en ocasiones ha formulado comentarios altamente difamatorios que han rayado en lo personal, pero este pueblo que conoce a cabalidad al ingeniero Carlos Troche, ha rechazado totalmente a los autores de esos infundíos que han pretendido crear las condiciones para lograr su destitución.

Dijeron que el pueblo de Puerto Plata de manera inteligente no les ha hecho caso y ahora solo falta que los puertoplateños y las puertoplateñas en un acto de justicia reconozcamos al ingeniero Troche, para resarcirlo de los inmerecidos agravios que le han inferido a este funcionario fuera de serie.

Manifestaron que “todo el mundo sabe que se vio obligado a someterse por las intensas, agotadoras y estresantes  jornadas de trabajo para eficientizar a una institución que como Coraapplata ya cumplió su vida útil, Troche, lo que provocó que tuvieran que practicarle una cirugía peligrosísima para sustituirle varias arterias que tenía obstruidas”.

Explicaron que durante la intervención se anunció falsamente en dos oportunidades que había muerto, pero la mano misericordiosa de Dios lo protegió y en poco tiempo, sin escuchar las recomendaciones de sus médicos de que tenía que guardar reposo absoluto durante varios meses, retornó a su trabajo llevar agua de calidad a más de un 90% de la población.

Precisaron que solo un 60% de los hogares puertoplateños recibía agua y un 40% no disfrutaba de ese vital servicio. Exhortan a toda la ciudadanía a pagar su factura para que Coraapplata cuente con los recursos necesarios para que en poco tiempo el 10% de hogares que no reciben el agua gocen de servicio.