Ascenso y caída de Leonel Fernández

 

 

 

 

 

 

 

Severino García

“Todo sube y baja, todo fluye y refluye” Hermes Trismegisto.

 

Para los peledeístas y sus socios que hace 12 años no tenían nada y ahora exhiben incalculables fortunas, Leonel Fernández es una especie de dios, un “intocable.”  Pero, para aquellos que tienen en el trabajo honrado y esforzado la limpia fuente de su riqueza; para los que ven retrospectivamente la degradación física y moral en que ha caído el Estado-Nación a partir de su ascenso al poder, Leonel Fernández es un protoplasma maligno que ha hecho corromper la sociedad, la política, la verdad, la justicia, la prensa, el dinero y el poder.

Orador, naturalmente brillante y malicioso a la vez, logró su ascenso al poder de las manos de los viejos caudillos, Juan Bosch y Joaquín Balaguer, gracias a la concertación del “Frente Patriótico” para la segunda vuelta de las elecciones de 1996, entre el PRSC y el PLD,  que se unieron para impedir el triunfo electoral de José Francisco Peña Gómez y del PRD.  Joven desconocido hasta las elecciones de 1994 (cuando Bosch lo inscribió como su compañero de boleta vicepresidencial) su elocuencia, hermosa pero vacía, debió deslumbrar al anciano líder (como fascinó a Fidel Castro que le dedicó un artículo en “sus reflexiones”) que ya tenía su referencia del lobby dominicano que colaboraba con el PLD, relacionado con la banca y la élite financiera internacional. El propio Bosch lo definiría como “una mina de oro”. (¿!?) En el discurso de la firma del mencionado pacto, Leonel Fernández,  citó a George Orwell escritor inglés autor del libro “Rebelión en la Granja,” y creo que muy pocos o nadie, a excepción de quien escribe, vislumbró en esa cita la señal de hacia dónde se encaminaría el joven político si tomaba el poder. Los hechos han hablado por sí mismos.

Ahora, después del ejercicio de 12 años de gobierno, en que la sociedad ha visto documentada, a prueba de expertos  como en los hechos cotidianos,  la descomunal medida de la corrupción, la desnacionalización de nuestros valores,  patrimonios y riquezas. Cuando ha emergido un déficit fiscal de más de 200 mil millones de pesos y una deuda pública de más de 26 mil millones de dólares, mientras se regaló nuestro oro a la Barrick Gold; en la medida en que todo el mundo se dio cuenta cómo maniobró el Consejo de la Magistratura para nombrar en la presidencia de la Suprema Corte de Justicia al jefe de su bufete de abogados y repartió los cargos de las demás altas Cortes entre adeptos a su persona y seguidores de Miguel Vargas; los sometimientos a la justicia interpuestos por Guillermo Moreno contra el expresidente y la Funglode, los juicios populares, la resonancia, a cargo de cadenas internacionales de noticias, sobre la corrupción de su pasado gobierno; el incremento de la criminalidad, de la violencia, del narcotráfico y del consumo de drogas; de la inseguridad, la falta de moral y de principios que asalta desde los más altos puestos del Estado; el gangsterismo político, la entronización de la cultura del delito como carta e ícono de presentación; la quiebra de la infraestructura productiva nacional, que ha colapsado ante la importación abusiva de todo tipo, toda cosa importada y generada por las grandes corporaciones internacionales; ante todo este estado de cosas, ¿No será oportuno pensar que ha llegado el tiempo del ciclo descendente de Leonel Fernández? ¿Que ha comenzado su caída? ¿Que en la medida en que el gobierno de Danilo Medina marca la diferencia, -aún sin enjuiciarlo- cada vez más se hunde el ex presidente Fernández? sgsegar@gmail.com

 

 

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: