Dominicanos adopatan cultura del turismo

SA­MA­NÁ.- Un ele­va­do por­cen­ta­je de    tu­ris­tas que ocu­pan los ho­te­les du­ran­te los  fi­nes de se­ma­na son do­mi­ni­ca­no, pro­ce­den­tes de dis­tin­tos pun­tos del país, de em­pre­sas y gru­pos in­dus­tria­les que in­clu­yen co­mo mo­ti­va­ción a sus ser­vi­do­res un es­ta­día en un re­sort de los más her­mo­sos del país, no im­por­ta el cos­to. Otras com­pa­ñías se han de­di­ca­do a fi­nan­ciar co­mo lo ha­cen des­de otro­ra en di­ver­sos paí­ses del mun­do y aho­ra pue­de ase­gu­rar­se que la cul­tu­ral del tu­ris­mo ha lle­ga­do a los na­ti­vos, es han en­tu­sias­ma­do, pro­pa­gan y de­sean es­tar más tiem­po ca­da año.
Mu­chos han si­do los fac­to­res ci­ta­dos pa­ra lo­grar la cul­tu­ra­li­za­ción, en­tre ellos las fa­ci­li­da­des, aten­cio­nes, pre­cios ase­qui­bles pa­ga­dos en mo­ne­da na­cio­nal, las be­lle­zas, el en­can­to, la tran­qui­li­dad que se res­pi­ra jun­to a la fa­mi­lia, el pa­sa tiem­po, la bue­na ali­men­ta­ción, el ba­ño en el mar y la pis­ci­na, la tran­qui­li­dad, pro­tec­ción, se­gu­ri­dad las 24 ho­ras y el tra­ba­jo pu­bli­ci­ta­rio rea­li­za­do por ca­de­nas ad­mi­nis­tra­do­ras u ho­te­les in­de­pen­dien­tes.  Amh­sa Ma­ri­na Pa­ra­di­ses La Ga­le­ra,  Sa­ma­na es un ejem­plo tan­gi­ble que no cam­bia en los bue­nos ser­vi­cios que ofre­ce, aun­que sí el otros de vi­si­tan­tes que ca­da se­ma­na­na son dis­tin­tos y mu­chos  . Es­tá ubi­ca­do .
Henry Ulloa, ge­ren­te ge­ne­ral de Pa­ra­dais­se Sa­ma­ná, del gru­po de Am­ha­sa Ma­ri­na, di­ce que de jue­ves a do­min­go en tem­po­ra­da ba­ja la ocu­pa­ción so­bre­pa­sa el 90%,  ma­yor­men­te de tu­ris­tas na­ti­vos pro­ce­den­tes de dis­tin­tos pun­tos del país, quie­nes acu­den acom­pa­ña­dos de fa­mi­lia­res a esa es­truc­tu­ra que cuen­ta con 420 ha­bi­ta­cio­nes.
En­tien­de Ulloa que los do­mi­ni­ca­nos han asi­mi­la­do rá­pi­da­men­te la cul­tu­ra del tu­ris­ta y mu­chos de ellos es­tán re­pi­tien­do la vuel­ta al ho­tel por el ser­vi­cio re­ci­bi­do, una  aten­ción al clien­te in­su­pe­ra­ble, bue­na gas­tro­no­mía  y asis­ten­cia per­ma­nen­te du­ran­te las 24 ho­ras, lo que agre­ga va­lor a la ofer­ta. A eso se su­man las ac­ti­vi­da­des pa­ra to­das las eda­des, sa­lón de jue­gos de me­sa, vo­lei­bol de pla­ya y pis­ci­na, be­bi­das na­cio­na­les y ex­tran­je­ras  y las pre­sen­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas y bai­les pa­ra los adul­tos en la dis­co­te­ca,   ubi­ca­da en­tre el Océa­no Atlán­ti­co y el Mar Ca­ri­be, jus­to don­de ter­mi­na el li­mí­tro­fe de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na por el Nor­des­te del país, cons­ti­tu­yen­do una de las prin­ci­pa­les be­lle­zas de la zo­na.
El ge­ren­te es un hom­bre que no des­can­sa, pe­ro tam­po­co los miem­bros del per­so­nal se­lec­cio­na­do, pues la­bo­ran en equi­po y coor­di­na­ción en las di­fe­ren­tes áreas las 24 ho­ras del día, de ma­ne­ra que el ho­tel pro­yec­te una ima­gen im­pe­ca­ble. Los de­más días de la se­ma­na se pro­du­ce una re­duc­ción has­ta un 40% de ocu­pa­ción, cu­ya ma­yo­ría es ex­tran­je­ra co­mo re­sul­ta­do de la efec­ti­va pro­mo­ción rea­li­za­da en con­jun­to por los ho­te­le­ros y el go­bier­no.
Es la lí­nea que si­gue to­do el des­ti­no, lo que se atri­bu­ye ade­más de las be­lle­zas na­tu­ra­les y las bue­nas aten­cio­nes que ofre­cen lo miem­bros de to­dos los de­par­ta­men­tos, al acon­di­cio­na­mien­to de las vías que ha ma­te­ria­li­za­do el go­bier­no con la per­sis­ten­cia del mi­nis­tro de Tu­ris­mo Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía. Es el tiem­po de Sa­ma­ná por la can­ti­dad de ve­hí­cu­los que se ob­ser­va en la vía, aun­que al­gu­nas co­mo el bu­le­var que re­co­rre el li­to­ral des­de esa pro­vin­cia pa­san­do por Las Te­rre­nas pa­ra lle­gar a Na­gua, no es al­ta­men­te ac­ti­vo, de­bi­do a que es re­cien­te y que cho­fe­res y con­duc­to­res con­si­de­ran que el co­bro por  pea­je de RD$ 450, ida y vuel­ta RD$ 900 pe­sos, es muy ele­va­da. Ló­gi­ca­men­te que la ca­li­dad, se­gu­ri­dad, be­lle­za de to­do el li­to­ral se po­ne de ma­ni­fies­to en to­do el tra­yec­to.
Las Te­rre­nas se ha con­ver­ti­do en el lu­gar co­di­cia­do pa­ra la re­crea­ción y el ocio;  exis­ten allí mu­chos apar­ta­men­tos pro­pie­dad de na­ti­vos y ex­tran­je­ros que cuen­tan con re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra man­te­ner­los ba­jo el cui­da­do de per­so­nas con­tra­ta­das. Fran­ce­ses, ita­lia­nos, ale­ma­nes y nor­tea­me­ri­ca­nos jun­to a los na­ti­vos se han es­ta­ble­ci­do en la zo­na con gran­des pro­pie­da­des.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: