Serpiente, elecciones y votantes

De acuerdo a la historia que nos dan a conocer los Evangelios, los residentes de Jerusalén y comarcas vecinas fueron sometidos a una elección en la que a todas luces eligieron mal.
No sólo fue el pueblo llano – chusma le han llamado- “la base” dirán otros con el correr del tiempo, no sólo ellos fueron actores principales en esa histórica elección, sino por igual sus propias autoridades.
Máximas autoridades religiosas y políticas de entonces, que llevaron la voz cantante, los autores intelectuales para hacerle la vida imposible y obstaculizar el ministerio de aquel que llevó luz a las naciones y redención a la humanidad.
Ellos, los intelectuales, los conocedores de la Ley y las Escrituras.
Ellos, los que descifraban los misterios del cielo y de la tierra.
Ellos, los que se escondían bajo el manto de la religión para ocultar su sed de ascenso social y político.
Ellos, a quienes no les importaba que el templo fuera utilizado como un simple mercado. Ellos, los que se daban cuenta de la paja en el ojo ajeno por diminuta que fuera e ignoraban la ceguera de sus propias almas. Esos repetimos, fueron por igual, los incitadores abiertos y encubiertos de la elección  entre Barrabás y Jesús.
Ellos, con sus encantos, sutilezas y espejismos hicieron a quienes tenían decisión del voto, olvidar que el Hijo del carpintero había transmutado el agua en vino y saciado el hambre de multitudes, al multiplicar los panes y los peces.
Si, fueron ellos los que se revelaban ante los cambios socio-políticos y religiosos que dejaban como estelas despertares de conciencias tras las enseñanzas del Maestro.
Por eso, al ver la multitud aquel domingo que en nuestros días conocemos como Domingo de Ramos, hubo de considerar, planificar y conjurar en su contra, parar el crecimiento popular de Aquel que la multitud victoreaba como Hijo de David.
No era necesario realizar encuestas para saber, el arraigo, la compenetración, el respeto de Jesús con el pueblo llano.
Ese pueblo llano a quien se recurre para atraer su intención del voto empleando una y mil maneras; empleo en la administración pública, regalos, prebendas, efectivo, viviendas, electrodomésticos,  presión tributaria…y un largo etcétera,  a los fines de cambiar intenciones, conquistar el voto a favor de determinado candidato.
¡Vaya teatro!!Qué circo! Muchos de los que aclamaban y bendecían al Maestro aquel histórico Domingo de Ramos en las milenarias y polvorientas calles de Jerusalén, no habían pasado siquiera 130  horas, cuando ya pedían a gritos que fuera crucificado.
Son muchos los años pasados desde aquel día como canta Raphael. El drama  a veces se presenta con diferentes actores y escenario.
Muchos corruptos, políticos, religiosos, banqueros, militares, alcahuetes en los medios y otros, tratando de cambiar la intención del voto hacia determinado candidato de manera alevosa y taimada imitando la serpiente aquella en el Edén.
ramiro_francisco@yahoo.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: