Los clubes deportivos – culturales y su rol

En tiempos extremadamente duros políticamente, cuando se requería de pasatiempos que no constituyeran peligro a la integridad física de las personas, que proporcionaran a la juventud actividades sanas que no fueran perseguidas por las fuerzas represivas del poder, es cuando nace el 12 de abril de l968 en Puerto Plata, una de las organizaciones históricamente vanguardista para los jóvenes de la época, el Club Deportivo Cultural Gregorio Luperón, desde el corazón del Ensanche Dubocq, un sector politizado ávido de orientación política, educativa, deportiva, cultural, laboral, y sobre todo, de rescate a niños, jóvenes y mayores que se encontraban perdidos en el vicio de los juegos de azar, que llegaron en medio de la revolución de abril de l965.
Mientras se llevó a cabo el velatorio de una de las mujeres de mayor edad de la barriada, conocida tradicionalmente como ” Los Callejones,” cuya gente se ha caracterizado por ser solidaria entre sí,  que no sólo asistían a los actos fúnebres por algunas horas, sino que amanecían compartiendo, es ahí que tres jóvenes hablando de todo un poco idearon la creación de una organización para fomentar la cultural y el deporte allí.
Manuel Emilio Gilbert, Hipólito López Castillo y Alberto García, determinaron convocar a reuniones a los más avanzados jóvenes del barrio para darles a conocer el interés de formar un club que tendría como miembros a todos los habitantes del sector y lograron  que se hicieran eco, fundándose dicha organización clubística.
Uno de los fundadores del Club Mauricio Báez de la capital estaba viviendo en Puerto Plata y prestó su experiencia y se mostró partidario para orientar e incluso conseguir una copia de los estatutos de su organización para que sirvieran de guía para hacer lo propio en el Club Gregorio Luperón.
Emularon los nacientes clubistas al Mauricio Báez con la instalación de una escuela que tuvo lugar en la cocina de Luisa Castillo, la madre de Hipólito y luego una cancha deportiva, se contaba con terrenos para un play y más adelante con la autorización de la gobernadora profesora Concepción Gómez Matos, se obtuvo la autorización para operar en un terreno vacío entre el Ensanche La Viara y Dubocq, el cual utilizarían por un tiempo, al igual como lo hizo el Mauricio Báez, nunca lo entregaron y se mantiene ahí el local construido por Fulgencio Espinal, en el gobierno de Salvador Jorge Blanco y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). En l985 fue inaugurado con la presencia de José Francisco Peña Gómez, aunque necesariamente la mayoría no era de ese partido, sino que eran orientados por varias corrientes revolucionarias.
Al cumplirse 44 años de la fundación del Club Deportivo Cultural Gregorio Luperón, el recuerdo trae una mezcla de alegría y nostalgia, pues ha de aspirarse a que organizaciones como ella nazcan, crezcan y se fortalezcan, al tiempo de desarrollar a su miembros y guiarlos por el camino correcto  para que no sean ni corruptos, ni drogadictos y cuando ocupen una posición en la sociedad, sino marcan la diferencia, por lo menos hacer las cosas bien hechas como ha sucedido, sino con la totalidad, la mayoría de los hijos del Club Deportivo Cultural Gregorio Luperón, que cumplió 44 años de fundado el pasado jueves 12 de abril del 2012.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: