La Solidaridad Disfrazada

Utilizamos esta frase encabezando este artículo, porque aunque fue enunciada por un candidato en el hermano país de México, su aserción ofrece la oportunidad de hacer una comparación con la situación que vive nuestro país  y porque se acerca muy bien a los postulados que ha venido esgrimiendo Hipólito Mejía, en todo el proceso abierto de su candidatura, porque definitivamente lo que está en juego en este torneo electoral, es rescatar la institucionalidad socavada por una camarilla que desde el Palacio Nacional, en dos períodos sucesivos, ha ido hipotecando el país, manteniendo nuestra economía a través de millonarios préstamos internacionales, que han sido utilizados de manera dispendiosa, onerosa y corrupta, que ha empobrecido más los sectores más vulnerables de la nación y que ha enquistado en el poder un grupo de inescrupulosos dirigentes de la cúpula del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que no tendrían empacho en hacer de su permanencia en el Estado una dictadura institucional de partido.
Por eso, observé con mucha incredulidad, la enorme solidaridad que desde este país, prodigó el gobierno del Dr. Leonel Fernández, para contribuir a la reconstrucción de Haití luego del terremoto; que hoy demuestra que esa “solidaridad” gubernamental no sólo ha traído pingues beneficios a personeros como el Ing. Félix Bautista, senador por la provincia de San Juan de la Maguana, antiguo director de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, quien ha creado un emporio de construcción inmobiliaria, que ha llegado no solamente a Haití, si no tambien a Panamá y Perú, bajo la cobija del Presidente de la República, Dr. Leonel Fernández, quien lo ha catalogado como su hijo, más que un funcionario subordinado e igualmente ha pasado con otros empresarios como Mícalo Bermúdez, que cuenta con toda la protección que emana de las altas instancias del poder político de la nación.
Pero también esta “solidaridad disfrazada” del Gobierno dominicano con Haití, ha traído grandes conflictos, fundamentalmente alrededor de la universidad Henri Christopher, donada a su homólogo haitiano, Michel Martelly, por un valor de 50 millones de dólares en la localidad de Limonade, que ha creado un profundo disgusto en el mundo académico del país vecino, ya que ha corrido en los corrillos de la intelectualidad política y cultural haitiana que existen pretensiones del Dr. Leonel Fernández de tener derecho de decidir sobre cuestiones vitales como la obtención de fondos de la cooperación internacional para su funcionamiento, atendiendo publicación realizada por el periodista haitiano Jean Pharés Jerome quien además sacó a la palestra pública la firma reciente de un memorando de entendimiento de cooperación entre los dos países en el campo de la educación superior que atendiendo este documento firmado sin el conocimiento de la Rectoría de la Universidad Estatal Haitiana, del Ministro de Educación y de la Secretaria de Estado de Educación Superior, por el dimitente ministro haitiano de Relaciones Exteriores, Laurent Lamothe y su homólogo Carlos Morales Troncoso de República Dominicana, autoriza a preparar los proyectos para obtener donaciones o financiamientos externos para la universidad de Limonade.
A esto se agrega ahora el escándalo desatado por la  periodista investigadora, Nuria Piera, que ha sacado a flote, donaciones recibida por el hoy Presidente de Haití, Michel Martelli, a quien pagó el Ing. Felix Bautista la suma de 2.5 millones de dólares por conceptos no aclarados, en el proceso de elecciones de ese país vecino.
Así, después de analizar los escándalos desatados alrededor de jugosos contratos entre empresas dominicanas y el Estado haitiano, luego del terremoto, con una solidaridad disfrazada, se abren numerosas interrogantes sobre la verdadero motivación de las autoridades dominicanas de construir este campus universitarios en Haití, la donación de fondos para la campaña del hoy Presidente, Michell Martelli y la existencia de un protegido senador, que a la vez cuenta con la anuencia del Presidente de la República y del candidato Danilo Medina, para continuar realizando todas las fechorías que otorga la impunidad que desde el poder, le ha brindado al Ing. Félix Bautista, el poder omnímodo de un Presidente que sólo busca utilizar al candidato de su partido Danilo Medina como trampolin para maniatarlo en su accionar y poder disfrazar en él la solidaridad disfrazada que también utilizó en Haití, para lograr apuntalar, aún más, pingues beneficios.  ydaliam09@gmail.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: