El gran héroe de la victoria de Hipólito Mejía en Puerto Plata

PUERTO PLATA.- No es un anónimo, no salió a la luz pública durante el gobierno, por lo que pocos conocieron cuál fue su rol  para lograr objetivos que muchos políticos supuestos cercanos colaboradores incondicionales del ex presidente Hipólito Mejía, pudieron ni siquiera plantearlo al mandatario o al secretario de la Presidencia.
Diómedes Reyes, santiaguero que se radicó en Puerto Plata mucho antes de Hipólito Mejía aparecer en el escenario político para buscar la nominación presidencial en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), para la candidatura en el 2000, realizando trabajos, particulares y privados, vendiendo seguros y estableciendo un pequeño comercio de repuestos, se colocó del lado de “su primo Hipólito” y comenzó a trabajar.
Pese al trabajo realizado, la consideración por el parentezco y lealdad, Diómedes Reyes no buscó  ser nombrado en una alta posición en el gobierno, ni  sirvió de obstáculo a los funcionarios y dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano,  por el contrario, ha sido un colaborador de siempre. Se le nombró administrador del Aeropuerto Internacional Gregorio Luperón y como buen soldado aceptó la designación y la desempeñó fiel y honradamente.
Tenía puerta libre para llegar al Palacio y no lo hizo nunca para buscar beneficios personales, sino para asistir personas de todas las clases sociales,  a inversionistas nacionales e internacionales que deseaban crear o instalar empresas en Puerto Plata. Instituciones de servicios se acercaron a él para solicitar ayuda, grupos estudiantiles, igual personas humildes que necesitaron recursos económicos para pequeñas inversiones.
Logró que más de 8,000 estudiantes visitaran gratuitamente el parque marino Ocean World como una aportación del propietario Ludwig Alfred y Stefan Meister y el público no se enteró.
Pero la decisión de una persona cuando actúa en asuntos privados no es igual para cuando se traza una causa y se decide a luchar por alcanzar la nominación presidencial de un político que como Hipólito Mejía ya había pasado por la presidencia. Consciente Diómedes Reyes que Hipólito no estaba acabado, comenzó a recorrer la provincia, enfrentando dirigentes perredeístas que no creían en el proyecto, y como un samaritano confiando en el regreso por la calidad de gobierno que hizo,  más existiendo la abolición del impedimento que el mismo Hipólito se impuso cuando en la reforma a los artículos de la Constitución estableció  una ”vez más y nunca jamás.”
A partir de la toma de posesión de Leonel Fernández cuando derrotó a Miguel Vargas en el 2008, dio inicio a encuentros, contactos, sin la compañía de otros,  solo y confiado en que encontraría eco en los perredeístas buenos agradecidos, los que les fallaron, pero no obstante tener que enfrentarlos  siguió hacia delante promocionando la vuelta de Hipólito Mejía a la candidatura.
Notificando de actividades a desarrollarse en la zona Diómedes Reyes se trasladaba a esos lugares y conversaba con campesinos, ganaderos, agricultores que estuvieron identificados con Hipólito en el gobierno y recibieron las atenciones que merecieron, le solicitó que le permitiera invitar al ex mandatario para que estuviera presente y aceptaron en toda ocasión, así lo lleva a muchos puntos de la provincia, recibieron ovaciones, aunque no de mucha gente pero la sonrisa sincera.
Ya Diómedes que no era dado a asistir a los programas de entrevistas se vio en la obligación de lanzarse y hacer publicaciones cubiertas con su propio  peculio, a fin de dar a conocer el interés de Hipólito de ser nuvamente candidato a la presidencia “porque está conciente que ganará al Partido de la Liberación Dominicana.”  No era político de mantener una perolata en los medios electrónicos y perdió el miedo y la verguenza lanzándose y haciéndolo de acuerdo a su capacidad, con la frente en alto como funcionario del gobierno  de Hipólito y defendiendo una gestión que no puede calificarse de corrupción, sino de trabajadores que dio al PRD 29 senadores sin comprar adversarios, pero que la quiebra de los bancos creó una crisis económica que lo afectó, y no obstante garantizó a los ahorrantes el dinero y sometió a la acción de la justicia a los responsables, como nunca lo había hecho gobierno alguno antes ni después de él.  Es ahí un gran héroe, hombre fiel, que lo ha hecho no buscando notoriedad, sino el triunfo de Hipólito y colocarse siempre en segundo plano dejando a los demás al frente y como el anónimo continuar haciendo el trabajo para lograr la victoria.
Dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano decidieron unirse a la causa, muchos entre ellos  que fueron sus funcionarios no lo hicieron y consideraban una idea descabellada porque supuestamente estaban comprometidos y así se lo hicieron saber.
Diómedes continuó sin detenerse y enfrentó a la cúpula del partido, usaron chanzas y consideraron dislocada su posición, no obstante, el pasado año cuando comenzaron a unificar criterios  algunos, entre ellos Enrique Rivera, Zacarías Ripoll, Myrna Santos, entre otros, se unieron y trabajaron incansablemente junto él.
El pasado 6 de marzo se realizó la convención del Partido Revolucionario Dominicano y fueron ratificadas las encuestas que dieron ganador a Hipólito Mejía, quien aceptó el triunfo con humildad y así todos los que en el país estuvieron de su lado, Diómedes Reyes no es la excpeción y ha considerado que ganó el PRD y que ahora todos unidos lucharán para llevar nuevamente a la presidencia a Hipólito Mejía el 16 de agosto.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: