Manifestación de dolor por la muerte de Olga Redondo Galán

La muerte de Olga Redondo Galán

Se recurrió a todos los métodos y avances científicos que se han logrado en la ciencia, en aras de mantener con vida a la joven y simpática señora Olga Redondo Galán, hija de una distinguida familia que por décadas se ha destacado por las inversiones en áreas imprescindibles para el desarrollo de Puerto Plata, no sólo en la agricultura, ganadería, industria, empresas diversas, sino  en la  salud,  dándole  a la zona uno de los centros médicos más completos que existe.
José Joaquín Redondo (Chichí), junto a sus hermanos, fue el continuador del incansable trabajo de sus progenitores encabezados por Natalio Redondo, Ceferino Galán Rodríguez, sobresaliente industrial y político por el trato que dispensó a los demás, no importando la clase social a la que perteneció, fue un hombre pueblo.
Todas las manifestaciones de los padres y abuelos de Olga Redondo Galán recayó en cada uno de los miembros de la familia, trabajadores que no se detienen, que comienzan a temprana edad, como ella lo hizo y murió cuando ostentaba   la posición de administradora del Centro Médico Doctor Bourgnial, del cual la familia es la accionista principal.
La enfermedad llevó a familiares a realizar todas las investigaciones y visitar países y reconocidos científicos y profesionales de la medicina en busca de la salud, los esfuerzos no tuvieron límite, fuera y dentro del país. En diciembre pasado la joven señora Olga Redondo Galán compartió con sus familiares cercanos como solía hacerlo cada fin de año, siempre el optimismo y la esperanza de su restablecimiento les acompañó para continuar su rol de madre amorosa, amiga de sus hijas y de su madre doña Ana Galán, de sus hermanos Manuel, Willian y José Natalio Redondo Galán, de su esposo Elido Comas, que se mantuvo a su lado al tiempo de no descuidar a las hijas.
Quienes le trataron, conocieron de su humanidad, disposición de trabajo, atención a los empleados y todos los dependientes del Grupo Médico Doctor Bournigal, se mantuvieron orando por la salud de la señora Olga Redondo Galán de Comas.
El pasado martes antes del medio día se conoció la infausta noticia de su muerte que ha impactado a los puertoplateños que tenían la esperanza de que se  superaría de la crisis final y no marchara a la eternidad con su juventud y el deseo de seguir viviendo que le acompañó en su trayecto por la tierra.
El dirección, administración y personal del periódico El Faro, que han mantenido estrechas relaciones con la familia desde que vio la luz pública por primera vez, se une al dolor de la familia Redondo Galán y Comas ante la pérdida irreparable de doña Olga que ocupará en el cielo el lugar que corresponde a una  buena hija, hermana, esposa y madre, que dio a los demás el afecto, la atención requerida y colaboración necearía. Esa sonrisa sincera que brindó cada mañana a la  familia y compañeros de trabajo ha de mantenerse presente en cada uno de los que le trató para seguir viviendo en sus recuerdos. Paz eterna.

avatar

elfaro

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: