Anselmo Silverio, muerte inesperada

No es igual tratar un enfermo diagnosticado con graves problemas de salud que puede morir o seguir viviendo por los esfuerzos de la ciencia o el poder de las oraciones que con profunda fe se elevan al Todopoderoso en busca de que se produzca el milagro, que acostarse tranquilo, en paz consigo mismo, sin estar enfermo y que en horas de la madrugada la esposa despierte apresurada por la insistente tos de su compañero, trasladarlo al centro asistencial más cercano y que expire en poco tiempo.
La sorpresa causa un profundo dolor, máxime cuando se trata de una persona que como el periodista Anselmo Silverio, nativo de Puerto Plata, quien marchó a Santiago y laboró allí por años, sin alejarse de su familia y compañeros, con regularidad venía a la zona y compartía con los periodistas que se hicieron con él hace más de 30 años.
Estuvo interesado en volver a escribir para el Periódico El Faro  vía internet una columna semanal, lo que fue aceptado por la dirección sin ningún reparo. Así pasaron los más de 40 años de trabajo periodístico para Anselmo Silverio, laborando en varios medios, como La Información donde trabajó en tres etapas distintas, El Nacional, corresponsal desde Puerto Plata, al igual que en el Hoy y años más tarde otra vez en La Información, pues su conducta de trabajo era incustionable.
Finalmente lo hacía para la televisión en el canal 25 de Santiago, laboró como relacionistas para muchas empresas y la Corporación de la Zona Franca Industrial de Santiago. Fue dinámico y entusiasta, buen compañero, consejero y humilde en todas sus actuaciones, no importó la posición ejecutiva, nunca cambió.
Paz eterna ha de recibir Anselmo Silverio que como herencia dejó el ejemplo de trabajador incansable a sus hijos, 10 en total, y todos sus compañeros periodistas de Santiago y Puerto Plata donde más trabajó. Adiós Anselmo, buen compañero.

La importancia de informar lo que hace Cámara de Comercio

La Cá­ma­ra de Co­mer­cio y Pro­duc­ción de Puer­to Pla­ta   re­cien­te­men­te dio a co­no­cer el in­for­me de lo que ha he­cho en los úl­ti­mos cua­tro años (2006-2010), a fa­vor de Puer­to Pla­ta, y no só­lo los pre­sen­tes que­da­ron bo­quia­bier­tos, si­no to­do el que co­no­ció las me­mo­rias  ex­pre­sa­das en for­ma re­su­mi­da por el pre­si­den­te y lí­der de la ins­ti­tu­ción, Lic. Amaury Plá.
La sa­tis­fac­ción, asom­bro y ad­mi­ra­ción de per­so­nas que te­nían la creen­cia de que no se es­ta­ba ha­cien­do el tra­ba­jo y que las dos ree­lec­cio­nes de Amaury Plá pa­ra en­ca­be­zar el equi­po de di­rec­ti­vos qui­zás ha­brían si­do lo­gra­das en re­co­no­ci­mien­to al de­seo de con­ti­nuar. Se de­mos­tró que en la Cá­ma­ra de Co­mer­cio y Pro­duc­ción, es mu­cho lo que se ha he­cho y cuen­ta con pro­yec­tos en car­pe­ta que pro­du­ci­rán be­ne­fi­cios cuan­tio­sos a la ins­ti­tu­ción, sus miem­bros y a to­da la co­mu­ni­dad. De­sa­for­tu­na­da­men­te por inex­pe­rien­cia, por no ha­ber to­ma­do la di­rec­ción de la ins­ti­tu­ción con el ob­je­ti­vo de bus­car pro­yec­ción y uti­li­zar­la pa­ra otros fi­nes,  sus di­rec­ti­vos, es­pe­cial­men­te   su pre­si­den­te,   no  in­for­ma­ban so­bre las ac­cio­nes em­pren­di­das. Ilu­mi­na­do por las crí­ti­cas cons­truc­ti­vas que se le hi­cie­ron, em­pu­ja­dos por los mis­mos be­ne­fi­cia­dos que en­ten­die­ron que ha­bía que ha­cer lle­gar a la ma­yo­ría de los puer­to­pla­te­ños to­do cuan­do se ha­ce des­de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio, se acor­dó y se pu­so en prác­ti­ca al tér­mi­no del año 2010 la po­lí­ti­ca de in­for­mar a la ciu­da­da­nía, miem­bros y pue­blo ge­ne­ral qué es­tá su­ce­dien­do in­ter­na­men­te, cuá­les son las res­pon­sa­bi­li­da­des y en­co­mien­das de la ins­ti­tu­ción fren­te a Puer­to Pla­ta,  y so­bre to­do, el de­ber pa­ra or­ga­ni­zar, rea­li­zar ges­tio­nes di­ver­sas pa­ra que los pro­duc­to­res me­no­res y ma­yo­res se in­te­re­sen en par­ti­ci­par en cur­sos, ta­lle­res, se­mi­na­rios  e ins­truc­cio­nes, así co­mo in­for­ma­cio­nes en ge­ne­ral que tie­ne que dar la Cá­ma­ra  en aras de man­te­ner bien in­for­ma­do a su pú­bli­co de in­te­rés  pa­ra que no se ale­gue ig­no­ran­cia, se den los pa­sos fir­mes y así evi­tar per­der re­cur­sos por no in­for­mar que exis­te un or­ga­nis­mo  cu­yos di­rec­ti­vos es­tán dis­pues­tos a ha­cer to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra lo­grar el má­xi­mo en pro­duc­ción y be­ne­fi­cio de los puer­to­pla­te­ños.
Qué bue­no es sen­tir­se in­for­ma­do por una or­ga­ni­za­ción   que atrai­ga la aten­ción y res­pec­to de los puer­to­pla­te­ños que an­he­lan y bus­can de­sa­rro­llar eco­nó­mi­ca­men­te la zo­na,      ne­ce­si­tan­do pa­ra ello la orien­ta­ción sin­ce­ra y  sa­nas in­ten­cio­nes de una ins­ti­tu­ción lla­ma­da ha­cer­lo.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: