¿Era evitable la decadencia del destino Puerto Plata?

PUERTO PLATA.- Queremos comenzar esta nota   formulando dos preguntas que son de vital importancia para comprender mejor la respuesta al título que la encabeza, el cual está relacionado con el trabajo titulado “Explicación de los altibajos en el comportamiento  turístico de Puerto Plata,”  según la teoría de Stanley C. Plog.
La primera de las dos preguntas inquiere ¿Tienen impacto los patrones de desarrollo sobre todos los centros de turismo? Y la segunda indaga si ¿Existe un fracaso inevitable a la zaga de todo éxito turístico?
Para responder esas dos interrogantes vamos a utilizar el criterio expresado por Charles Kaiser Jr. y Larry E. Helbert, quienes afirman en la página 22 de su obra “Turismo, Planeación y Desarrollo” “que la evidencia puede ser en realidad intimidante.”
Kaiser Jr. y Helbert establecen que con una actitud optimista de un destino psicocéntrico extremo obligarán a un número cada vez mayor de las personas que toman las decisiones a reflexionar de manera concienzuda respecto a la identidad comercial de sus complejos turísticos y acerca de la imagen futura que desean desarrollar.
Los dos expertos estadounidenses expresan que esa pausa, junto con los procesos de razonamiento y documentación de las decisiones y compromisos resultantes, constituyen el corazón de la planeación turística. Manifiestan que cuando se elabora esa planeación, la experiencia demuestra que se puede evitar esa decadencia y aún más, se puede predecir y mantener el éxito.
Explican que los factores comunes que son evidentes en los sitios turísticos que decaen desde un alto grado de éxito aparente consisten en la falta de planeación enfocada a una realidad establecida de mercado y el mantenimiento de la misma. Agregan que cada uno de esos centros de turismo permitió que su imagen y el uso de los recursos se desviaran de las fuerzas sobre las cuales se construyó su éxito.
Charles Kaiser Jr. y Larry E. Helbert destacan que muchas historias de un éxito sólido y continuado dentro del área del turismo describen complejos turísticos que han sido objeto de una minuciosa planeación, apoyada por compromisos sólidos para realizarla.
Para ilustrar su afirmación anterior citan el caso de Nueva Orleans, que estableció y construyó una fuerte industria turística basada en el encanto de su Barrio Francés. Allí se tuvo el cuidado escrupuloso de proteger y ampliar este atractivo. Las atracciones y los servicios nuevos fueron ajustados al ambiente establecido y se desarrollaron en sitios accesibles, pero fuera del complejo turístico.
Destacan que los atractivos y servicios adicionales que se crearon para incrementar los atractivos de Nueva Orleans, incluyeron un gran centro de convenciones, el Louisiana Superdome y varios hoteles de muy alta calidad. Otros casos de centros turísticos exitosos citados por Kaiser Jr. y Helbert el de Victoria en Columbia Británica, la isla Mackinac, en Michigan, el de Williambur, Virginia, el de Disneylandia, en California y el Mundo de Disney, en la Florida.
Aseguran que existen por fortuna muchas otras historias de éxito. Todas comparten comunes denominadores de un planeamiento correcto y minucioso seguido por una realización escrupulosa de los planes y un cuidadoso mantenimiento de la imagen y la posición en el mercado. Subrayan que estas comparaciones, entre las prácticas administrativas marcadas por ciclos de prosperidad y decadencia, y aquellas en las que el éxito se ha mantenido, conducen a las conclusiones siguientes:
1. Las atracciones fuertes hacia los segmentos identificados de un mercado turístico son esenciales para el éxito.
2. Si existen atractivos apropiados, la planeación, la dedicación y la administración, constituyen
elementos que determinan la diferencia entre la decadencia final o el éxito sostenido.
Afirman que es muy desafortunado el hecho de que no existan reglas universales que aseguren el éxito y plantean que cada área, cada atracción, cada rincón de una ciudad, cada sitio turístico o propiedad hotelera tiene su propio potencial de alojamiento, su propio punto de saturación y su propia infraestructura económica.
Charles Kaiser Jr. y Larry E. Helbert puntualizan, en conclusión, que el punto en que se igualan las pérdidas y las ganancias para el turismo como industria varía con las atracciones y con las áreas y que al inicio habrá un punto en que sea preciso atraer a cierto número de turistas con determinada cantidad de ingresos disponibles y que más allá de lo anterior, la proporción comienza a cambiar.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: