Todo va bien

Lo gra­ve del men­ti­ro­so es que, cuan­do pro­nun­cia una ver­dad­…!na­die le cree! ¿Qué cul­pa pu­do te­ner el pas­tor de la fá­bu­la cuan­do anun­ció que el lo­bo es­ta­ba aca­ban­do con las ove­jas y na­die le hi­zo ca­so?
¿Es­ta­ba ha­lan­do ver­dad? ¿Era cier­to lo que ocu­rría? ¿Es­ta­ban sien­do des­pe­da­za­das las ove­jas? ¿Qué era en­ton­ces lo que pa­sa­ba que con to­do y los bra­mi­dos de do­lor de las ove­jas, na­die acu­dió  ayu­dar?
¡No creían al por­ta­dor del men­sa­je! Los fun­cio­na­rios, el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, en­car­ga­dos de mi­nis­te­rios, pe­rio­dis­tas, lo­cu­to­res, ad­mi­nis­tra­do­res y ge­ren­tes de em­pre­sas, di­ri­gen­tes co­mu­ni­ta­rios y de jun­tas de ve­ci­nos, sin­di­ca­lis­tas, to­dos te­ne­mos que to­mar muy en cuen­ta el va­lor de la cre­di­bi­li­dad.
Aho­ra que tan­to se ha­bla y al pa­re­cer, se anun­cia des­de el go­bier­no edu­car en va­lo­res, la cre­di­bi­li­dad es un va­lor que de­be ser in­cul­ca­da des­de la ni­ñez y de­be ini­ciar en la mis­ma fa­mi­lia.
Nues­tros ni­ños apren­den a can­tar “el sa­pi­to” “plo­mo, plo­mo” “pe­pe” y mu­chos otros ade­fe­sios y ¡Quién sa­be si han es­cu­cha­do al­gu­na vez can­cio­nes in­fan­ti­les en las que se des­ta­quen la ho­nes­ti­dad, pun­tua­li­dad, la per­se­ve­ran­cia, hu­mil­dad y otros va­lo­res que per­ma­ne­cen muy po­cos prac­ti­ca­dos !
Es po­si­ble, que de­bi­do a esa no prác­ti­ca de va­lo­res es que vi­vi­mos en una so­cie­dad que si bien es cier­to a la van­guar­dia en tec­no­lo­gía co­mu­ni­ca­cio­nal, avan­za­mos muy po­co en la prác­ti­ca de va­lo­res.
Qui­zás sea que esos va­lo­res no ha­cen fal­ta de­bi­do a que sin esa prác­ti­ca se lle­ga fá­cil­men­te a acu­mu­lar ri­que­zas, re­nom­bre, fa­ma, po­pu­la­ri­dad, di­ne­ro, un car­go de im­por­tan­cia en la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca y en el me­jor de los ca­sos se lle­ga a ser re­gi­dor o le­gis­la­dor.
Si sem­bra­mos ba­ta­tas en vez de maíz, por na­da del mun­do es­pe­re­mos te­ner una co­se­cha de maíz.
Lo que te­ne­mos en nues­tra so­cie­dad hoy con to­do y Ba­rrio Se­gu­ro, So­li­da­ri­dad, Bo­no Gas, Bo­no Luz, cón­cla­ves, ta­lle­res, me­sas re­don­das o cua­dra­das de tra­ba­jo, fo­ros, con­fe­ren­cias, cien mil re­co­men­da­cio­nes y opi­nio­nes del car­de­nal, obis­pos, pas­to­res, po­lí­ti­cos, eco­no­mis­tas, so­ció­lo­gos, pe­rio­dis­tas-ana­lis­tas, re­pi­to, lo que te­ne­mos en la ac­tua­li­dad con una eco­no­mía “fuer­te y blin­da­da”, es­ta co­se­cha es fru­to de lo que he­mos sem­bra­do por años.
De con­ti­nuar con la siem­bra de lo mis­mo es de­cir, no cas­ti­go a lo mal he­cho (IM­PU­NI­DAD) de­sem­pleo, ro­bo al Es­ta­do, co­rrup­ción­…Dí­ga­me us­ted­…Qué es lo que va­mos a co­se­char?
!Por  fa­vor de­vuél­van­nos  la con­fian­za! De­be­mos creer al pi­lo­to que con­du­ce la na­ve y a las aza­fa­tas que nos dan el men­sa­je de que to­do mar­cha bien ¡…pe­ro cuan­do ve­mos la lla­ma­ra­da y el hu­mo pe­ne­tra a la ca­bi­na…el pi­lo­to es men­ti­ro­so y las aza­fa­tas por igual, si re­pi­ten to­do va bien!
ra­mi­ro­_fran­cis­co­@ya­hoo­.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: