Mundo de Todos

Después de mi ausencia en este prestigioso medio, quiero enmendar el tiempo con remedios qué  incuestionablemente están en manos de nosotros mismos.
Si echamos una mirada a la época, nos daremos cuenta que las nubes del materialismo han cubierto nuestro horizonte cultural. Esta luz penetra cada vez menos y la esperanza parece menguar. Entonces, en medio de esta oscuridad brillan pequeñitas luces que son incansables. No nos dejan avanzar, ni ser felices, y una idea dura un suspiro, y después, la oscuridad.
Primero es necesario hacer una explicación, o, un llamado de orientación a los jóvenes y adultos que les ha tocado vivir con este virus que hay en la sociedad, y qué, cada día es más peligroso. Si bien la seguridad y falta de autoridad es un grave problema, el problema mayor que ha generado más desorden y oscuridad, tiene que ver con la educación.
Y es lamentable saber que somos el país en América latina, o quizás del mundo, que menos se le pone atención a la educación. Pero, no protestamos ni hacemos nada como si estuviéramos conforme con esta oscuridad que tiene al país rezagado y prisionero; con muchos padres irresponsables y un sin número de jóvenes en la delincuencia y la drogadicción. También es inconcebible ver, que este desconcierto lo saben los que manipulan las elecciones y viven extorsionando cada  cuatro años a millones de infelices iletrados.
Preocupa pensar que estamos rodeados de personas que lucen felices, pero realmente están solos; decepcionados, indefensos y asfixiados de tantos abusos. Y los que supuestamente se sienten bien, porque tienen dinero suficiente, defienden este patíbulo que los beneficia; no saben que todo se revierte en la vida y que ellos también están solos porque no pueden compartir su egoísmo con nadie, y les llegará su día y lucharán con su conciencia.
¿Con qué moral podemos elevar nuestra autoestima para poder vivir en este desorden?, ¿Decirles a las gentes que se autodestruya, cuando la corrupción y la dejadez con la educación han generalizado un desorden total?
Por ello he escrito esta recapitulación: “Mundo de Todos”. Llegamos desnudos, sin nada,  nada es permanente y la felicidad se agota. “Del Polvo viniste y en polvo te convertirás”… Sólo podemos conservar en vida el legado de la honradez y la humanidad para compartir este momento. Todos subsistimos un mundo de motivos y debe primar los principios y el amor. “Mundo de todos”, ¡Ojalá se muera este egoísmo ardiente, impenitente, supersticioso e inclemente!… pues detrás de la tumba no hay cabida.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: