Ecos de mi Pueblo: Come solos

El ca­li­fi­ca­ti­vo no es nue­vo, se pu­so en bo­ga du­ran­te el pri­mer go­bier­no del Par­ti­do de la Li­be­ra­ción Do­mi­ni­ca­na (PLD), 1996-2000, co­mo una for­ma de se­ña­lar que los pe­le­deís­tas to­do lo que­rían pa­ra ellos so­los. Pe­ro si se re­gis­tra la his­to­ria y la par­ti­ci­pa­ción in­di­vi­dual de ca­da po­lí­ti­co puer­to­pla­te­ño que ha te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ocu­par una po­si­ción des­de la cual de­be pro­yec­tar­se a la co­mu­ni­dad, no im­por­ta el co­lor del par­ti­do o las ideas que sus­ten­te quien ne­ce­si­ta de ellos, no han si­do so­li­da­rios, es­pe­cial­men­te cuan­do se tra­ta de con­tra­rios po­lí­ti­cos.  De ma­ne­ra  que de­be apli­cár­se­les el tér­mi­no de ´´Co­me so­los´´  a to­dos.
Pe­ro bien, se ha traí­do a co­la­ción el fla­man­te “gen­ti­li­cio” por los po­lí­ti­cos de tur­no y tal co­mo ocu­rre  en la fa­mi­lia hay que con­si­de­rar que los lí­de­res y con­duc­to­res de go­bier­nos, co­mo el pre­si­den­te,  han si­do los res­pon­sa­bles de  la con­duc­ta de los fun­cio­na­rios que ocul­tan la ver­dad, con la fi­na­li­dad de que no se co­noz­ca sus es­ta­tus  eco­nó­mi­co. Esa prác­ti­ca es da­ñi­na y pro­du­ce irri­ta­ción y has­ta he­ri­das, tan pro­fun­das que mu­chos se­gui­do­res ter­mi­nan ale­ján­do­se de los fun­cio­na­rios y has­ta de las or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas, al con­si­de­rar que han si­do mal­tra­ta­dos, de­ja­dos de la­do y que les mien­ten con fre­cuen­cia.
Hoy día la si­tua­ción eco­nó­mi­ca no es la me­jor y quie­nes tie­nen la opor­tu­ni­dad de pres­tar ayu­da a sus co­rre­li­gio­na­rios se las nie­gan, ayer lo hi­cie­ron los pe­rre­deís­tas, hoy lo po­nen en prác­ti­ca los pe­le­deís­tas, exis­tien­do la po­si­bi­li­dad de que en es­ta re­gla no exis­ta ex­cep­ción. El in­te­rés de es­te co­men­ta­rio es ha­cer lle­gar el men­sa­je a ca­da uno de los po­lí­ti­cos, los que es­tán hoy en el go­bier­no y lo que en el día de ma­ña­na pue­dan sus­ti­tuir­los, no im­por­ta que sea del mis­mo par­ti­do u ad­ver­sa­rio, hay que pro­pi­ciar cam­bios en sus con­duc­tas  ha­cia sus co­rre­li­gio­na­rios o ciu­da­da­nos en ge­ne­ral pa­ra ga­nar  más adep­tos y atraer a quie­nes se han di­vor­cia­do de la ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca par­ti­da­ria en el país.
au­gus­to­vasq@g­mail­.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: