Para que vuelvan los trasatlánticos se debe reorganizar a Puerto Plata y construir terminal turística

PUER­TO PLA­TA.- El te­mor a la agre­si­vi­dad que ex­hi­bie­ron en el pa­sa­do gre­mios cho­fe­ri­les y de guías, la con­ta­mi­na­ción só­ni­ca oca­sio­na­da por el rui­do de mi­les de mo­to­res, el ase­dio a los cru­ce­ri­tas y los pro­ble­mas pa­ra atra­car y sa­lir del puer­to, son las ra­zo­nes por las cua­les las lí­neas de cru­ce­ros han des­car­ta­do el puer­to lo­cal de sus iti­ne­ra­rios de vi­si­tas al Ca­ri­be.
Tras­cen­dió que un eje­cu­ti­vo de una lí­nea de cru­ce­ros, cu­yos bu­ques atra­ca­ban en el puer­to lo­cal en el mo­men­to de apo­geo del tu­ris­mo cru­ce­ri­ta, ha di­cho que mien­tras exis­tan esos pro­ble­mas no trae­rán un só­lo tu­ris­ta a Puer­to Pla­ta, pa­ra ex­po­ner­lo a si­tua­cio­nes es­tre­san­tes co­mo las que se pre­sen­ta­ron en el pa­sa­do.
Co­mo se re­cor­da­rá, du­ran­te la era de oro del tu­ris­mo de cru­ce­ro en Puer­to Pla­ta se pre­sen­ta­ban pro­ble­mas cons­tan­tes de ase­dio a los pa­sa­je­ros de los sie­te tra­sa­tlán­ti­cos y agre­sio­nes co­mo la per­pe­tra­da por guías tu­rís­ti­cos a un ofi­cial de una de las em­bar­ca­cio­nes y a la em­pre­sa­ria Ma­ría Ji­mé­nez Mes­són.
Asi­mis­mo, es opor­tu­no traer a co­la­ción los blo­queos rea­li­za­dos por di­ri­gen­tes y miem­bros de la Aso­cia­ción de Gua­guas del Trans­por­te de Puer­to Pla­ta a las en­tra­das y sa­li­das de los dos es­pi­go­nes del puer­to, obli­gan­do a agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal a te­ner que re­pri­mir­los de­lan­te de los tu­ris­tas, que te­nían que ver for­zo­sa­men­te esos tris­tes es­pec­tá­cu­los.
A to­do eso se agre­ga­ba la odio­sa ac­ti­tud ne­gli­gen­te de las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les que no mo­vie­ron un de­do pa­ra me­jo­rar el feo as­pec­to de po­cil­ga, ca­si ra­yan­do en lo as­que­ro­so, que pre­va­le­cía en to­do el en­tor­no del puer­to, por la pre­sen­cia de gran­des amon­to­na­mien­tos de ba­su­ra, pol­vo en tiem­po de se­quía y de lo­do, los días llu­vio­sos.
El mie­do a que re­tor­nen esos pro­ble­mas son la cau­sa efi­cien­te de la ne­ga­ti­va de los eje­cu­ti­vos de las lí­neas de cru­ce­ros a vol­ver a to­car el puer­to lo­cal, a pe­sar de su ubi­ca­ción es­tra­té­gi­ca y de la be­lle­za de Puer­to Pla­ta, la cual cuen­ta con re­cur­sos que la co­lo­can por en­ci­ma de la ma­yo­ría de los puer­tos que to­can los tra­sa­tlán­ti­cos du­ran­te su ru­ta por el Ca­ri­be.
Por esa ra­zón, se im­po­ne que las au­to­ri­da­des del mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo, con su ti­tu­lar, Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía, a la ca­be­za ini­cien un pro­ce­so que de­sem­bo­que en la so­lu­ción de esos y otros pro­ble­mas nue­vos que es­tán vi­gen­tes y que cons­ti­tu­yen un obs­tá­cu­lo  pa­ra que las lí­neas de cru­ce­ros pe­ne­tren aquí.
Un fun­cio­na­rio vin­cu­la­do a la in­dus­tria del ocio con­sul­ta­do en re­la­ción al tó­pi­co abor­da­do en es­tá cró­ni­ca in­di­có que si se tu­vie­ra la osa­día de cons­truir la ter­mi­nal de cru­ce­ros que los puer­to­pla­te­ños de­man­dan, po­dría su­ce­der lo que acon­te­ció en una is­la ca­ri­be­ña don­de se  hi­zo un prés­ta­mo de US$60.0 pa­ra cons­truir una ter­mi­nal de cru­ce­ros sin con­sul­tar a las lí­neas de cru­ce­ros y se con­vir­tió en un ele­fan­te blan­co.
En ese sen­ti­do, re­ve­ló que un eje­cu­ti­vo de una de las prin­ci­pa­les lí­neas de cru­ce­ros con el que sos­tu­vo una cons­truc­ti­va con­ver­sa­ción re­cien­te­men­te, re­co­men­dó que se ha­gan sen­dos es­tu­dios pa­ra el reor­de­na­mien­to de Puer­to Pla­ta y pa­ra de­ter­mi­nar las ca­rac­te­rís­ti­cas de la ter­mi­nal pa­ra re­ci­bir tra­sa­tlán­ti­cos de la nue­va ge­ne­ra­ción, que son em­bar­ca­cio­nes gi­gan­tes­cas con ca­pa­ci­dad pa­ra  tres mil, cua­tro mil o ma­yor can­ti­dad de cru­ce­ri­tas.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: