Fe y esperanza por Puerto Plata

No po­día ve­nir con las ma­nos va­cías el mi­nis­tro de Tu­ris­mo Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía al en­cuen­tro ce­le­bra­do el pa­sa­do sá­ba­do, con la pre­sen­cia de los sec­to­res tu­rís­ti­cos, pe­ro con la au­sen­cia de los pe­rio­dis­tas, por­que así lo so­li­ci­tó no se sa­be quién.
No im­por­ta que los úni­cos au­sen­tes fue­ran los pe­rio­dis­tas, to­tal se co­no­ce la po­si­ción de ofi­cia­lis­tas y al­gu­nos sec­to­res pri­va­dos en re­cha­zar­los cuan­do se tra­ta de una ac­ti­vi­dad don­de po­drían sa­lir a re­lu­cir co­sas que de­sean ellos no se di­vul­guen y dis­ci­pli­na­da­men­te los pe­rio­dis­tas no se nie­gan, pe­ro re­sul­ta de mal gus­to echar­los co­mo si los con­si­de­ra­ran ene­mi­gos del tu­ris­mo, cuan­do rea­li­dad han si­do los más sa­cri­fi­ca­dos y me­nos be­ne­fi­cia­dos de la ac­ti­vi­dad, las prue­bas es­tán ahí.
No obs­tan­te, sa­lu­da­mos el en­cuen­tro, pro­por­cio­na fe y con­fian­za las ges­tio­nes de Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía y el go­bier­no del pre­si­den­te Leo­nel Fer­nán­dez, en aten­der los re­cla­mos de  Puer­to Pla­ta, pues no de­be con­ti­nuar­se apli­can­do la po­lí­ti­ca pa­si­va ha­cia el sec­tor tu­rís­ti­co de la zo­na, cu­yos prin­ci­pa­les in­ver­sio­nis­tas ven pa­ra­li­za­das sus in­ver­sio­nes. Más otros in­te­re­sa­dos que han es­ta­do bus­can­do el arran­que de­fi­ni­ti­vo  del tu­ris­mo que des­de el go­bier­no de Sal­va­dor Jor­ge Blan­co se ha es­ta­do ame­na­zan­do con­cre­ti­zar sin que se ha­ya ma­te­ria­li­za­do y así  re­cu­pe­rar la can­ti­dad de vi­si­tan­tes que han de­ja­do de ve­nir a So­súa, Puer­to Pla­ta, Ca­ba­re­te y Lu­pe­rón,  pa­ra ci­tar al­gu­nos.
El en­cuen­tro pa­ra es­cu­char las ex­po­si­cio­nes de los preo­cu­pa­dos miem­bros del sec­tor tu­rís­ti­co  de Puer­to Pla­ta es una mues­tra de que el mi­nis­tro de la car­te­ra es­tá cons­cien­te de la si­tua­ción  y por ello su­gi­rió la crea­ción de un co­mi­té de tra­ba­jo com­pues­to por to­dos los puer­to­pla­te­ños y  pre­si­di­do por él.
Es tra­di­cio­nal la fal­ta de cre­di­bi­li­dad en los fun­cio­na­rios gu­ber­na­men­ta­les, más cuan­do se tra­ta de po­lí­ti­cos, pe­ro Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía ha da­do mues­tra de no ser uno más del mon­tón, ya que po­see una só­li­da pro­yec­ción po­lí­ti­ca que no de­be ni pue­de echar por la bor­da.
De­sa­for­tu­na­da­men­te el mi­nis­tro de Tu­ris­mo y los sec­to­res pri­va­dos no es­tu­vie­ron de acuer­do con la pre­sen­cia de los pe­rio­dis­tas, sin ex­pli­car los mo­ti­vos, cuan­do han si­do los co­mu­ni­ca­do­res los que con sus crí­ti­cas cons­truc­ti­vas han mo­ti­va­do su ve­ni­da a la pro­vin­cia, no  en­ten­dién­do­se ade­más, que no in­clu­ye­ran en el co­mi­té de tra­ba­jo a uno de los miem­bros de lo pren­sa que de­bie­ra es­tar pa­ra ob­ser­var, cri­ti­car y mo­ti­var a los de­más pa­ra que rea­li­cen el tra­ba­jo pen­san­do siem­pre en los in­te­re­ses del tu­ris­mo y por en­de de la ma­yo­ría.
Puer­to Pla­ta es una pro­vin­cia cu­yos ha­bi­tan­tes to­ma­ron co­mo ac­ti­vad prin­ci­pal el sec­tor tu­ris­mo, ca­pa­ci­tán­do­se hom­bres y mu­je­res de to­das las eda­des, lo­gran­do in­ver­sio­nes y hoy ne­ce­si­ta no crí­ti­cas ni la­men­ta­cio­nes, si­no dis­po­si­ción de au­nar vo­lun­ta­des y re­cur­sos pú­bli­cos y pri­va­dos pa­ra dar el pa­sa­do fir­me que se re­quie­re.
Han si­do los puer­to­pla­te­ños aban­do­na­dos des­de que se crea­ron otros po­los tu­rís­ti­cos en el país, si­tua­ción de la que son cul­pa­bles seu­dos lí­de­res del tu­ris­mo na­cio­nal y la ca­ren­cia de orien­ta­ción co­rrec­ta de los que tie­nen a su car­go la di­rec­ción de or­ga­ni­za­cio­nes, pro­pie­ta­rios de in­ver­sio­nes cuan­tio­sas que creen que ba­ja­rá del cie­lo el ma­ná. Cuan­do apa­re­ce el tu­ris­mo mo­der­no en la dé­ca­da de 1970, don­de só­lo exis­tía Puer­to Pla­ta co­mo des­ti­no, no se pre­pa­ra­ron pa­ra man­te­ner y mu­cho me­nos pa­ra com­pe­tir con el mons­truo que le crea­ron des­de den­tro de es­te po­lo tu­rís­ti­co lle­no de bue­nos y cán­di­dos hom­bres y mu­je­res car­ga­dos de bue­na fe, pe­ro víc­ti­mas de la ino­cen­cia e ig­no­ran­cia de có­mo tra­tar los asun­tos tu­rís­ti­cos que es un ne­go­cio,  ali­men­tán­do­se los ad­ver­sa­rios   de sus de­bi­li­da­des.
Gra­cias a Dios que aún no es tar­de y es­te po­lo tu­rís­ti­co tie­ne to­do el po­ten­cial que no pue­den ex­hi­bir los de­más, sin pre­ten­der los   puer­to­pla­te­ños aplas­tar a los de­más, si­no com­par­tir en el mer­ca­do lo­cal sin que­dar atrás.
El Fa­ro se co­lo­ca del la­do del co­mi­té y to­dos sus in­te­gran­tes, sin es­pe­rar a cam­bio na­da que no sea el res­ca­te  del tu­ris­mo que he­mos per­di­do por ra­zo­nes di­ver­sas, to­das su­pe­ra­bles.  Te­ne­mos fe y con­fian­za de que los sa­bios y ca­pa­ces miem­bros del co­mi­té se al­za­rán con la vic­to­ria pa­ra be­ne­fi­cio del pre­sen­te y fu­tu­ro de Puer­to Pla­ta, pa­ra no caer nun­ca más.  No ca­be du­das la uni­dad ofi­cial con el sec­tor pri­va­do ga­ran­ti­za­rá el triun­fo que he­mos es­pe­ra­do por años. Qué así sea.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: