Emergencióloga valora aportes a salud nueva especialidad en PP

PUER­TO PLA­TA.-   La en­car­ga­da del área de Emer­gen­cio­lo­gía del Gru­po Mé­di­co Bour­ni­gal, doc­to­ra Car­men El­sa Al­mon­te, pon­de­ró los apor­tes que esa in­ci­pien­te ra­ma de la me­di­ci­na ha­ce a la so­cie­dad puer­to­pla­te­ña, so­bre to­do, des­pués de ha­ber ini­cia­do el post­gra­do que for­ma­rá nue­vos es­pe­cia­lis­tas en me­di­ci­na de de­sas­tres y emer­gen­cias.
En su in­ter­ven­ción en la sec­ción sa­lud que di­ri­ge el doc­tor Ra­fael San­ta­na, en el pro­gra­ma ´´Pa­rá­me­tro A Pri­ma No­che,´´ lla­mó a la ciu­da­da­nía a mos­trar con­si­de­ra­ción con los emer­gen­ció­lo­gos, ya que por la na­tu­ra­le­za del ofi­cio se ven for­za­dos a tra­ba­jar en con­di­cio­nes al­ta­men­te es­tre­san­tes.
A con­ti­nua­ción en­tre­ga­mos par­te de la en­tre­vis­ta te­le­vi­sa­da a los lec­to­res de El Fa­ro…
P.- En qué con­sis­te su es­pe­cia­li­dad?
R.- Mi es­pe­cia­li­dad es Emer­gen­cio­lo­gía y me­di­ci­na de de­sas­tre, es­tá es una  es­pe­cia­li­dad muy re­cien­te ba­sa­da en los sín­to­mas y sig­nos que pre­sen­tan los pa­cien­tes cuan­do lle­gan con do­lo­res de ca­be­za, pre­sión al­ta, ata­ques al co­ra­zón, es ma­ne­jar es­tas pa­to­lo­gías pe­ro en emer­gen­cia. Pe­ro apar­te de aten­der el pa­cien­te te­ne­mos que li­diar con los fa­mi­lia­res y ve­ci­nos en me­dio del caos. Por eso la vi­da de no­so­tros co­mo mé­di­cos es muy cor­ta, a los 10 años te­ne­mos que es­tar fue­ra.
P.- En­ton­ces es muy es­tre­san­te la Emer­gen­cio­lo­gía?
R.- A par­te de que es un de­sas­tre de por sí por lo que se ma­ne­ja allí, no te sien­tas, tie­nes que tra­ba­jar de pies to­tal­men­te, co­rrien­do de un la­do pa­ra otro, sin ol­vi­dar­se que hay otras per­so­nas  es­pe­ran­do, aun­que se cla­si­fi­can los pa­cien­tes se­gún la do­len­cia. Mi ex­pe­rien­cia es que el pa­cien­te que lle­ga ha­blan­do al­to, ha­cien­do es­cán­da­los, com­por­tán­do­se ina­de­cua­da­men­te, es el que me­nos gra­ve es­tá.
P.- Me pue­de cla­si­fi­car los pa­cien­tes por co­lo­res?
R.-  El ro­jo, a ese hay que dar­le aten­ción de una vez; el co­lor na­ran­ja, po­de­mos es­pe­rar has­ta 10 mi­nu­tos pa­ra aten­der­lo pe­ro con la pre asis­ten­cia de un mé­di­co o una en­fer­me­ra. Ese pa­cien­te pue­de te­ner trau­mas múl­ti­ples o frac­tu­ras pe­ro sin pe­der el co­no­ci­mien­to; con el ama­ri­llo po­de­mos es­pe­rar has­ta 30 mi­nu­tos pa­ra aten­der­lo, son do­lo­res de ca­be­za, nau­seas, do­lo­res có­li­cos;  ya el co­lor ver­de  y azul es pa­ra to­mar­le la  pre­sión, su pul­so, la tem­pe­ra­tu­ra, dar­le un tra­ta­mien­to pa­lia­ti­vo y man­dar­lo a su con­sul­ta nor­mal.  El azul po­de­mos es­pe­rar has­ta 4 ho­ras.
P.- Cuén­te­me del post­gra­do de Emer­gen­cio­lo­gía que us­ted es­tá di­ri­gien­do aquí en PP?
R.- Si es­te pro­gra­ma se es­tá de­sa­rro­llan­do gra­cias al apo­yo de mu­cha gen­te bue­na en es­te pue­blo y de San­to Do­min­go. Es­tá ava­la­do por el Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca y ha­ce un mes que co­men­zó.  Es­tá es­pe­cia­li­dad du­ra­rá 4 años en alian­za con el Hos­pi­tal Ri­car­do Li­mar­do y el Gru­po Mé­di­co  Dr. Bour­ni­gal.
P.- Cuál es el sig­ni­fi­ca­do de esa es­tre­lla que tie­ne su uni­for­me?
R.- Ca­da pun­ta va re­pre­sen­tan­do la evo­lu­ción del pa­cien­te crí­ti­co. Las seis pun­tas de la vi­da do­ra­da, es la me­dia ho­ra de pla­ti­no que pre­ten­de­mos lle­var a do­ra­da. Las seis pun­tas  sig­ni­fi­ca pri­me­ro la lla­ma­da, lue­go se re­ci­be, se le da res­pues­ta, se lle­ga pa­ra re­co­ger el pa­cien­te y se re­fie­re al pa­cien­te al des­ti­no fi­nal.
P.- Có­mo trans­cu­rren es­tos 4 años pa­ra los mu­cha­chos?
R.-  Real­men­te son es­tre­san­tes, de­ben es­tar pre­pa­ra­dos men­tal­men­te pa­ra en­fren­tar­los.
P.- Qué es lo que más es­tre­sa al emer­gen­ció­lo­go?
R.- Lo que nun­ca que­re­mos que lle­gue a emer­gen­cia es el in­far­to, ede­ma de pul­món, de­rra­mes ce­re­bra­les, son los peo­res ma­les.
P.- La emer­gen­cia del Ri­car­do Li­mar­do ha cam­bia­do?
R.- Ha cam­bia­do, es­ta­mos tra­ba­jan­do du­ro en eso y los re­si­den­tes  es­tán pre­pa­rán­do­se y es­tán sien­do en­tre­na­dos por un gru­po de es­pe­cia­lis­tas que es­tán de­di­ca­dos a ellos.
P.- Cuán­tos mé­di­cos hay es­tu­dian­do ac­tual­men­te?
R.- Son 8 y el año que vie­ne en­tran 10.  El es­trés es muy fuer­te en es­tos es­tu­dios, pues el 50% es es­tu­diar y el otro 50 es coor­di­nar el es­tu­dio con la prác­ti­ca. Que­re­mos pe­dir­les a los fa­mi­lia­res que cuan­do lle­ven a un pa­cien­te a emer­gen­cia que só­lo se que­de el  que más se­pa de la con­di­ción del en­fer­mo pa­ra po­der ha­cer un me­jor tra­ba­jo, pues tra­ba­ja­mos en es­ta área con­tra el tiem­po.
P.-  Có­mo de­fi­ni­ría la me­di­ci­na de de­sas­tre?
R.- Soy es­pe­cia­lis­ta en de­sas­tres y los mu­cha­chos se es­tán for­man­do en el área. De­sas­tre son las vic­ti­mas que sur­gen de los te­rre­mo­tos, hu­ra­ca­nes, ma­re­mo­tos, vol­ca­nes, gue­rras, epi­de­mias. Es­ta­mos en­tre­na­dos pa­ra ma­ne­jar pa­cien­tes en ma­sa.   La me­di­ci­na de de­sas­tre es pre­hos­pi­ta­la­ria, em­pie­za la aten­ción  en la es­ce­na don­de ha su­ce­di­do. La me­di­ci­na de emer­gen­cia sur­gió con la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial en el 1945, por la ne­ce­si­dad de for­mar mé­di­cos  que sal­ven vi­das.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: