Ejemplo a seguir

La his­to­ria de los puer­to­pla­te­ños re­co­ge una se­rie de ac­tos, he­chos, ma­ni­fes­ta­cio­nes ad­ver­sas a la uni­dad pa­ra em­pren­der una ac­ción. Ce­los fru­to de la con­for­ma­ción  en el pa­sa­do  de la so­cie­dad, in­te­gra­da  por in­mi­gran­tes que lle­ga­ron a la pro­vin­cia pro­ce­den­tes de dis­tin­tas par­tes del mun­do y que sir­vió de ba­se pa­ra el le­van­ta­mien­to de po­bla­cio­nes que por su  con­duc­ta y ma­ni­fes­ta­cio­nes fue­ron crean­do un  am­bien­te que con­di­cio­nó a los que lle­ga­ron  pos­te­rior­men­te.
Fru­to  de gue­rras, in­va­sio­nes, con­flic­tos en otras na­cio­nes,   por ne­ce­si­dad eco­nó­mi­ca y otras ra­zo­nes, en Puer­to Pla­ta con­ver­gie­ron hom­bres y mu­je­res de to­das par­tes. Los ver­da­de­ros puer­to­pla­te­ños tie­nen to­dos sus orí­ge­nes ale­ja­dos del sue­lo pa­trio, sal­vo al­gu­nas ex­cep­cio­nes, de ahí pue­de de­du­cir­se cuán di­fí­cil  re­sul­ta  en­ten­der­se pa­ra la rea­li­za­ción de  ac­cio­nes en con­jun­to, por un bie­nes­tar co­mún o ge­ne­ral. No sig­ni­fi­ca que to­do es­tá per­di­do y por en­de,  no se pue­da lo­grar la uni­dad, por ello cons­ti­tu­ye un ejem­plo que la co­mu­ni­dad puer­to­pla­te­ña re­si­den­te en Es­ta­dos Uni­dos, ma­yor­men­te en Nue­va York, ha­ya co­men­za­do un en­sa­yo que ha cre­ci­do en po­cos años ce­le­bran­do un en­cuen­tro anual con la par­ti­ci­pa­ción de na­ti­vos y des­cen­dien­tes,  es­po­sos o com­pa­ñe­ros, hi­jos y re­la­cio­na­dos, el que se rea­li­za por sex­to año con­se­cu­ti­vo al fi­nal del pre­sen­te  mes de ju­lio, ga­ran­ti­zán­do­se un au­men­to en par­ti­ci­pa­ción.
Na­ti­vos de los? mu­ni­ci­pios y dis­tri­tos mu­ni­ci­pa­les de la
pro­vin­cia, en­tre ellos, Yá­si­ca, Ca­ba­re­te, So­súa, Lu­pe­rón, Mon­te­lla­no, Puer­to Pla­ta, Im­bert, Al­ta­mi­ra, Gua­na­ni­co, Los Hi­dal­gos, Vi­lla Isa­be­la, Es­te­ro Hon­do  y el Es­tre­cho, se han cosn­ti­tui­do en un co­mi­té pro­vin­cial pa­ra rea­li­zar la ac­ti­vi­dad con­tan­do con el apo­yo de le­gis­la­do­res, sín­di­cos, re­gi­do­res, Go­ber­na­ción pro­vin­cial y los pe­rio­dis­tas de to­dos los mu­ni­ci­pios, a quie­nes en es­ta oca­sión es­tá de­di­ca­do el even­to.
Mu­chas son las de­man­das pen­dien­tes pa­ra con­ti­nuar de­sa­rro­llan­do a Puer­to Pla­ta y pa­ra ello se re­qui­re la uni­dad, la par­ti­ci­pa­ción de mu­chos na­ti­vos y re­si­den­tes en la pro­vin­cia, lo que no se ha lo­gra­do a ple­ni­tud, aun­que  El Fa­ro re­cuer­de a to­dos to­mar co­mo ejem­plo lo que han es­ta­do ha­cien­do los com­pue­bla­nos en el ex­te­rior, echan­do a un la­do las di­fe­ren­cias y co­lo­can­do en re­li­ve el in­te­rés co­lec­ti­vo pa­ra lo­grar el éxi­to que se ha pro­pues­to.
Por qué no ha­cer­lo en Puer­to Pla­ta aban­do­na­do el pro­ta­go­nis­mo e in­di­vi­dua­lis­mo que man­tie­ne su­mi­da la pro­vin­cia ale­ja­da de las de­ci­sio­nes pre­si­den­cia­les, ya  que ob­ser­van des­de la ca­pi­tal que aquí la uni­dad no exis­te y que po­lí­ti­cos, em­pre­sa­rios, per­so­nas del pue­blo di­ri­gen­tes  co­mu­ni­ta­rios no son ca­pa­ces de sen­tar­se y jun­tos pla­ni­fi­car es­tra­te­gias pa­ra de­man­dar del go­bier­no más aten­ción, a fin de res­ca­tar el tu­ris­mo, prin­ci­pal fuen­te ge­ne­ra­do­ra de di­vi­sas y     em­pleos pa­ra to­dos?  Has­ta cuán­do arras­tra­rán los puer­to­pla­ños esa si­tua­ción que be­ne­fi­cia unos cuan­tos pe­ro que per­ju­di­ca a la ma­yo­ría y su­me en la po­bre­za, de­lin­cuen­cia, in­tran­qui­li­dad al des­ti­no tu­rís­ti­co por ex­ce­len­cia de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na?

Cro­nis­tas de­por­ti­vos

La cul­mi­na­ción? la pa­sa­da se­ma­na de las ac­ti­vi­da­des pro­gra­ma­das por los di­rec­ti­vos de la Aso­cia­ción de Cro­nis­tas De­por­ti­vos de Puer­to Pla­ta, cons­ti­tu­yó un éxi­to,  da­da la par­ti­ci­pa­ción de miem­bros, or­ga­ni­za­cio­nes ami­gas in­vi­ta­das y el  pa­tro­ci­nio  de par­te de la in­dus­tria y em­pre­sas puer­to­pla­te­ñas, que ya es­tá ins­ti­tu­cio­na­li­za­da ce­le­brar­se ca­da año.
Es un avan­ce que cons­ti­tu­ye es­tí­mu­lo pa­ra los miem­bros de la cró­ni­ca de­por­ti­va de Puer­to Pla­ta que dis­cre­ta­men­te se ha ma­ne­ja­do en los úl­ti­mos años,  co­rres­pon­dien­do el mé­ri­to a Mi­guel Mo­rris de di­na­mi­zar­la, ya que otros miem­bros aun­que han ocu­pa­do la po­si­ción de ca­be­za o lí­der no lo­gra­ron ha­cer des­per­tar el in­te­rés, quién sa­be las ra­zo­nes y mo­ti­vos.
De­be re­sal­tar­se el he­cho de que? ins­ti­tu­cio­nes y per­so­na­li­da­des re­ci­bie­ron ga­lar­do­nes, pre­mia­cio­nes re­co­no­ci­mien­tos, lo que mo­ti­va a se­guir, es­pe­cial­men­te a los atle­tas  que por ha­ber­se des­ta­ca­do el pa­sa­do año fue­ron to­ma­dos en cuen­ta. El pa­so? ha si­do fir­me y me­re­ce ser co­men­ta­do por  los me­dios, no úni­ca­men­te por el sec­tor de­por­ti­vo, de ma­ne­ra que sir­va de mo­ti­va­ción a los or­ga­ni­za­do­res, así co­mo a las em­pre­sas que les han res­pal­da­do al con­si­de­rar po­si­ti­vo tra­ba­jar  a fa­vor del de­por­te. Fe­li­ci­ta­cio­nes.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: