Creen tímida campaña perredeístas coloca en desventajas candidatos

PUER­TO PLA­TA.- Lu­chas in­ter­nas por las po­si­cio­nes di­ri­gen­cia­les y  la bús­que­da de can­di­da­tu­ras con­gre­sio­na­les   y mu­ni­ci­pa­les,  li­mi­ta­ron la cam­pa­ña que de­bió rea­li­zar el otro­ra fuer­te Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Do­mi­ni­ca­no (PRD).
La fal­ta de au­to­ri­dad, li­de­raz­go pa­ra ca­na­li­zar la or­ga­ni­za­ción y coor­di­na­ción de la cam­pa­ña elec­to­ral,  co­lo­có a los can­di­da­tos en una có­mo­da po­si­ción pa­ra los que  te­nían re­cur­sos eco­nó­mi­cos  y en una di­fí­cil co­yun­tu­ra a  aque­llos que no de­pen­den de na­da.
“To­dos sa­lie­ron a bus­car adep­tos, co­rre­li­gio­na­rios pa­ra ha­cer la  cam­pa­ña y a su pa­so arra­sa­ron con to­do, no hu­bo dig­ni­dad en pro­pues­tas  ni fren­te  a los ne­ce­si­ta­dos que es­tán aguan­tan­do “la bu­rra por el ra­bo” y mar­cha­ron con el me­jor pos­tor aban­do­na­do a hom­bres sos­te­ne­do­res en los úl­ti­mos años del PRD en Puer­to Pla­ta co­mo Do­min­go Ar­ti­les, con­si­de­ra­do el ma­yor per­ju­di­ca­do.
La im­po­si­ción de can­di­da­tos co­mo re­gi­do­res pro­ce­den­tes de otro par­ti­do, por par­te del can­di­da­to Car­los Mar­tí­nez, quien no lo­gró du­ran­te la cam­pa­ña la in­te­gra­ción de los pe­rre­deís­tas a su equi­po po­lí­ti­co, aun­que to­dos los can­di­da­tos y miem­bros del par­ti­do blan­co man­tu­vie­ron en al­to la pro­mo­ción de su can­di­da­tu­ra a la    sin­di­ca­tu­ra, po­dría per­ju­di­car­le en sus afa­nes de bus­car la sin­di­ca­tu­ra.
Sec­to­res con­sul­ta­dos in­di­can que Pa­pi­to Mar­tí­nez con­ti­nuó   ma­ne­ján­do­se con an­ti­guos re­for­mis­tas que  lle­ga­ron jun­to a él a al PRD,  en­tre ellos   los can­di­da­tos a re­gi­do­res Ra­món Suá­rez  y Vi­ni­cio Mén­dez, dos des­ta­ca­dos tra­ba­ja­do­res po­lí­ti­cos pe­ro en me­dio de un cír­cu­lo im­pe­ne­tra­ble por los pe­rre­deís­tas que de­sean tra­ba­jar pa­ra ga­nar la sin­di­ca­tu­ra de Puer­to Pla­ta.
Un des­ta­ca­do di­ri­gen­te que ha si­do can­di­da­to  en otras oca­sio­nes, sin ha­ber ga­na­do y se man­tie­ne en su par­ti­do, con­si­de­ró que el doc­tor Mar­tí­nez y su equi­po no cre­ye­ron en el pro­yec­to y por esa ra­zón no tra­ba­ja­ron co­mo de­bie­ron ha­cer­lo.
“Es po­si­ble que la li­mi­ta­ción eco­nó­mi­ca lo ha­ya en­fria­do,  y que fue­ra un ac­to ad­ver­so a la lí­nea pro­gra­má­ti­ca de una can­di­da­tu­ra triun­fal pa­ra la sin­di­ca­tu­ra, pe­ro la ver­dad es que no se ac­tuó co­mo se es­pe­ra­ba, ale­gan­do en oca­sio­nes com­pro­mi­sos en la Ca­pi­tal con la re­pre­sen­ta­ción co­mo di­pu­ta­do”, se­ña­ló.
Tras­cen­dió que el can­di­da­to a sín­di­co no ha­bía re­ci­bi­do un cen­ta­vo di­rec­ta­men­te de la di­rec­ción del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Do­mi­ni­ca­no  y que 100 mil pe­sos que les fue­ron en­tre­ga­dos lo dis­tri­bu­yó en­tre los can­di­da­tos a di­rec­to­res de las Jun­tas dis­tri­ta­les de Mai­món y Yá­si­ca, Ra­món Sal­da­ña y Cé­sar Mez­qui­ta.
Otra si­tua­ción que apa­re­ció en el es­ce­na­rio de cam­pa­ña fue­ron los ce­los del can­di­da­to a  sín­di­co que acu­sa­ba a los can­di­da­tos a le­gis­la­do­res a no es­tar re­co­rrien­do ba­rrios con él en las ac­ti­vi­da­des que pro­gra­ma­ba, ol­vi­dán­do­se que su cam­pa­ña era li­mi­ta­da a un mu­ni­ci­pio mien­tras que ellos te­nían  que re­co­rrer va­rias lo­ca­li­da­des  y cam­pos.
Des­de su lle­ga­da al PRD, sien­do re­ci­bi­do por Mi­guel Var­gas en la ciu­dad de San­tia­go y lue­go por el co­mi­té mu­ni­ci­pal en­ca­be­za­do por Do­min­go Ar­ti­les, se acu­só a Pa­pi­to Mar­tí­nez de ha­ber lla­ma­do a sus se­gui­do­res a vo­tar por el doc­tor Ar­ti­les en la con­ven­ción, lo que mar­có su sim­pa­tía o com­pro­mi­so con el can­di­da­to a di­pu­ta­do y pre­si­den­te mu­ni­ci­pal.
Esa acu­sa­ción fue des­men­ti­da en los me­dios lo­ca­les por el en­ton­ces vi­tual can­di­da­to a sín­di­co del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Do­mi­ni­ca­no, que des­pués de ha­ber si­do con­fir­ma­do va­rios de los es­tra­te­gas, di­rec­tor de cam­pa­ña y vo­ce­ro  de la can­di­da­tu­ra de­ci­di­de­ron aban­do­nar­lo a su suer­te, co­mo su­ce­dió con Za­ca­rías Ri­poll y En­ri­que Ri­ve­ra.
Se di­jo que Car­los Mar­tí­nez (Pa­pi­to), fue da­do a no acep­tar su­ge­ren­cias de los pe­rre­deís­tas y que lle­gó allí no con la vo­lun­tad de ser acep­ta­do y res­pon­di­do co­mo tal, si­no tra­tan­do de es­ta­ble­cer nor­mas a ve­te­ra­nos de la po­lí­ti­ca que han ga­na­do mu­chos co­mi­cios en la pro­vin­cia y el mu­ni­ci­pio de Puer­to Pla­ta.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: