Se mantiene sistema arrastre para elecciones 16 de mayo

SANTO DOMINGO.- La elección de nuevos diputados ha provocado el renacer del antiguo sistema de votación por arrastre en la boleta congresual, eliminado en el 2002 para dar paso al sistema preferencial, que permite a los electores votar directamente por el candidato que prefieran, sin la imposición de los partidos.

Ahora, en la boleta congresual se conjugarán dos modalidades de votación. Por un lado, voto preferencial para la selección de 178 diputados, a través de listas abiertas, en las que los candidatos están colocados sin un orden predeterminado por parte de los partidos.

Por el otro lado, la elección de cinco diputados nacionales y 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) con sus respectivos suplentes, mediante el sistema de arrastre en base a la votación general que obtengan los partidos. Los candidatos están ubicados en la boleta con una numeración previa por parte de los partidos, lo que se denomina “listas cerradas y bloqueadas”. Ganan los que estén colocados en los primeros lugares.

Este tipo de elección tiene el nuevo ingrediente de que los nombres de los candidatos no aparecerán en la boleta, sino en carteles en los colegios de votación, contrario a los candidatos a diputados que serán electos con voto preferencial, y estarán con sus nombres y fotos en la boleta.

Esta particularidad tiene sus complejidades y complicaciones para la Junta Central Electoral (JCE).

El presidente de la Cámara Administrativa de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, sostiene que impacta a la hora del escrutinio de los votos, haciendo el proceso más complejo. Su opinión es que en un futuro algunas de esas figuras tendrán que escogerse en boleta separada, sobre todo diputado el nacional, sin importar cuál sistema de votación se emplee.

Para el presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, retomar el sistema de arrastre no constituye un retroceso.

Enfatizó que se aplicó lo que dice la ley, pura y simplemente. “Lo que pasa es que por definición, siendo un diputado por acumulación nacional, la única lista posible es una lista cerrada y bloqueada”, dice.

Dos posiciones
Virgilio Bello Rosa, delegado del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ante la JCE, piensa distinto al presidente de la JCE. Afirma que al volver al sistema de arrastre, ha habido un retroceso.

“Evidentemente que sí, que estamos retrocediendo, porque sencillamente se creía que el sistema de arrastre estaba superado”, enfatiza.

El dirigente perredeísta lo atribuye a la improvisación que entiende ha habido en el sistema político dominicano, con la aprobación de legislaciones con tanta premura y sin valorar las situaciones que se han dado en el vigente proceso electoral.

Se identifica con el sistema de voto preferencial, porque permite al ciudadano elegir el candidato que quiera en la lista.

Sin embargo, César Pina Toribio, delegado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), difiere de Bello Rosa. “Yo no pienso que hayamos retrocedido, en tanto se conserva para el grueso de los diputados el sistema preferencial”, dice.

Señala que hay que tomar en cuenta que se han incorporado dos modalidades nuevas, para las cuales no se pudo trabajar con tiempo en las legislaciones en ese sentido y en la habilitación de procedimiento para que la votación sea de manera directa.

No obstante, considera que el espacio del voto preferencial debe dejarse a los que son electos en los procesos internos de los partidos, pero que a los partidos hay que dejarles la oportunidad de identificar a candidatos que puedan constituir el proceso democrático.

“Con la incorporación de los diputados al Parlacen a la normativa constitucional o la creación de los diputados nacionales realmente estamos avanzando y seguiremos avanzando en la medida en que las fórmulas puedan ser perfeccionadas”, afirma.

Las complejidades
“En cada Junta electoral están obligados a hacer el levantamiento del voto directo que se hace en el rostro de los candidatos, por ejemplo a senador, y desde ahí en adelante, también hacer constar en el acta correspondiente los votos que se obtuvieron,  para al momento del cálculo entonces ya determinar qué porción de votos hay”, explica Rosario.

EL PARLACEN Y EL DIPUTADO NACIONAL
Roberto Rosario también aclara que como hay partidos que van unidos en lo nacional pero van separados en el Parlacen y en la acumulación de votos, tienen que hacerse una distinción al momento del escrutinio, para determinar por cuál partido se votó dentro de la alianza, porque al votar por ejemplo por un partido, aunque se le sumen esos votos para la alianza, hay que separarlos al momento de computárselo para el voto por acumulación y para el voto para el Parlacen.

Es por esa razón, precisa, que hay un impacto sobre todo en el escrutinio y en el cómputo electoral, que a su vez va a incidir en la distribución del escaño.
Legislación La propia ley 37-10, que instituye la figura del diputado nacional, nació con su “pecado original”.

Fue la que estableció listas cerradas y bloqueadas y un método de arrastre para los candidatos en base a la votación total que obtengan los partidos.

El reglamento preparado por la JCE para la elección de los diputados al Parlacen también consigna que los electores, al votar en el recuadro de un partido político en la boleta del nivel congresual, estarán a su vez votando por la lista de los candidatos al Parlacen.

Establece el sistema de lista cerrada en la que prevalecerá el orden de la lista.

avatar

elfaro

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: