0
439

Aquel 14 de agosto nunca saldrá de mi mente”, así inicia rememorando el día de la explosión, Félix Maireny, quien venía llegando de su trabajo cuando ocurrió el primer impacto y desde ese esa tarde él y su familia se quedaron sin un lugar donde vivir.

Cuando ocurrió el hecho, de forma rápida ubicó a su madre, su hermana y su sobrino, quienes se encontraban en un segundo nivel y procedieron a salir de la casa, recuerda escuchar los gritos de las personas, sentir el calor del fuego cercano y ver los restos humanos a su alrededor.

Sin embargo,pese a que su casa permanece casi intacta a comparación con los daños de las viviendas aledañas, lo cual atribuye a un camión contenedor de colchones estacionado justo enfrente al momento del impacto, frente al que solía ser su hogar han encontrado varios cadáveres, por lo que las autoridades les limitan el paso a la zona.

Sponsored

Sonidos del más allá

¿Has escuchado música o voces extrañas?

“No podemos estar en nuestra casa por la contaminación, las extracciones de cuerpos y hay demasiados escombros frente a mi casa”, indicó el joven.

A parte del primer día, no han podido entrar a su casa ni llevarse consigo nada, ya que les han indicado que todo está contaminado y describió que su preocupación actual es de que desde hace cuatro días, él y su familia se han quedado “en la calle”.

Desde entonces, su madre y sus tres hermanos se encuentran dispersos durmiendo en casas de amigos que les han tendido su mano piadosa.

Sponsored

Sonidos del más allá

¿Has escuchado música o voces extrañas?

“Estoy en la calle con mis cuatro hijos, no tengo donde estar, estoy comiendo porque me traen comida, no me dejan pasar a la casa porque hay mucha contaminación”, explicó la madre del joven, Filda Rosa tejada.

Maireny sostuvo que aunque salieron ilesos del siniestro que le arrebató la vida a casi a casi 30 personas, los traumas de lo acontecido los persiguen, pues presenciaron la muerte de varios amigos y conocidos. “Físicamente no nos ha pasado nada, pero psicológicamente estamos frustrados, porque vivimos este episodio que nunca lo vamos a olvidar”, expresó .

“Le quiero hacer un llamado al presidente de la República, para que por favor nos ubique hasta que se arregle esta situación, porque yo y mi familia estamos, como dicen, pasando el niágara en bicicleta”, solicitó el joven.