0
384

INABIE realizó más de 900 inspecciones a suplidores de
alimento escolar en primer trimestre 2023
Estos números representan un incremento de un 22% en comparación a igual
periodo del año pasado. Además, cuatro empresas han sido suspendidas
temporalmente tras comprobaciones de incumplimientos

Santo Domingo. – Solo en el trimestre enero–marzo 2023 el Instituto Nacional de
Bienestar Estudiantil (INABIE) realizó 921 inspecciones a panaderías,
procesadoras de leche, cocinas donde se elabora el almuerzo escolar, así como
almacenes de suplidores que sirven alimentos crudos, con la finalidad de verificar
el cumplimiento de los requisitos contractuales de buenas prácticas de
manufactura.
Estos datos representan un aumento de alrededor de un 22% con relación a igual
trimestre del año pasado cuando se realizaron 750 inspecciones.
Con este incremento se da cumplimiento a la visión de la Dirección Ejecutiva para
mantener el monitoreo del Programa de Alimentación Escolar con el objetivo
robustecer el sistema de seguimiento y vigilancia de la calidad de los alimentos
destinados a la población estudiantil del sistema público nacional preuniversitario.
Además, en dicho periodo se realizaron 237 análisis de laboratorio a muestras de
los alimentos procesados para determinar si cumplen con los requisitos de calidad
establecidos en las fichas técnicas.
“Tenemos un compromiso con la calidad y para eso es importante la inspección y
supervisión de los procesos realizados por los suplidores, quienes en su mayoría
cumplen con los lineamientos exigidos, pero como entidad responsable de
gestionar el programa de mayor impacto del Estado estamos obligados a seguir
aumentando y fortaleciendo estas acciones”, resaltó el director ejecutivo Víctor
Castro.
Inspecciones sin previo aviso
El Departamento de Aseguramiento de Calidad de los Alimentos de la Dirección
de Gestión Alimentaria indicó que estas inspecciones se realizan de acuerdo con
una programación que permite evaluar periódicamente a todos los suplidores
establecidos en las diferentes localidades del país, sin previo aviso.
¿Qué se verifica?
La encargada del departamento, Ing. Luz Josefina Felipe, explicó que en este
proceso los inspectores de calidad verifican si los centros de operación de las
empresas proveedores realizan sus actividades respetando los requisitos de
buenas prácticas de manufactura, en cuanto a: condiciones de las instalaciones;
higiene y salud del personal; abastecimiento de agua; disposición de desechos;

control de plagas; limpieza y orden; cumplimiento con los estándares del proceso y
producto final y otros aspectos que garanticen la inocuidad y calidad de los
alimentos.
En esas intervenciones los técnicos llenan un formulario y dependiendo de la
puntuación que obtenga el proveedor, el INABIE puede decidir emitir un reporte
por incumplimiento y otorgarle un plazo para que haga las adecuaciones
pertinentes, manteniendo el contrato o, en los casos graves, proceder a una
suspensión temporal o definitiva del mismo.
Suspensiones
Como resultado de las inspecciones en el trimestre enero-marzo 2023 han sido
suspendidas de manera temporal 4 empresas que han presentado
incumplimientos con la calidad de los alimentos y con requisitos de buenas
prácticas de manufactura en sus instalaciones y procesos.
De su lado, a otras se les han entregado reportes por incumplimiento debiendo las
mismas comprometerse a la implementación de un plan de mejora de los aspectos
señalados.
Además, los técnicos del departamento han participado en la evaluación de
incidencias reportadas desde los centros educativos referentes a la recepción de
productos no conformes con los requisitos.
Mejoramiento continuo
Además de velar por el cumplimiento de los requisitos contractuales, las acciones
ejecutadas tienen como objetivo contribuir al mejoramiento continuo del sistema
de gestión de calidad de las empresas con la finalidad de que puedan ofrecer
alimentos nutritivos y con la calidad e inocuidad requerida a los estudiantes.
Con esto se busca contribuir a evitar la ocurrencia de eventos adversos de salud
de los estudiantes luego de su consumo.
El Programa de Alimentación Escolar entrega diariamente alimentación en sus
diferentes modalidades a más de 1.8 millones de beneficiarios en todo el país, lo
que representa un proceso complejo para su ejecución y control.
No obstante, la institución reconoce que un solo caso adverso donde se afecte la
salud de los estudiantes es de principal preocupación para sus autoridades, por lo
cual se están tomando todas las medidas necesarias para evitarlos.