Embarazo Precoz Índice de Pobreza en Nuestro País

0
306

Embarazo Precoz Índice de Pobreza en Nuestro País

Cheo Lagombra
La sociedad dominicana arrastra una serie de indicadores sobre el embarazo no planificado y
uniones tempranas en niñas y adolescentes que impiden concretar la calidad y desarrollo
económico de nuestro país. De acuerdo con la ONU la República Dominicana tiene la tasa de fecundidad
más alta de la región (110.6 por cada 1000) y una de las más elevadas en matrimonio infantil, con un 12%
de enlaces de niñas menores de 15 años.

La evidencia empírica indica que entre los factores asociados a la maternidad precoz
se encuentran en las características del hogar de la adolescente: el ingreso económico de sus
progenitores, sus niveles de educación y la condición de pobreza del hogar. Aunque el ingreso per
cápita de nuestro país fue de unos USD 8,603.8 en el 2021 y ocupa el séptimo lugar en América
Latina en el 2021, pero por otra parte ocupa el lugar 84 entre los 196 países de los cuales se tienen
datos y aunque nuestra economía ha sido una de la de mayor dinamismo en la región de América
Latina y Caribe, todavía no alcanzamos el nivel de país del segundo mundo, y este problema está
afectando a un porcentaje cada vez mayor de nuestras niñas.
En un estudio realizado por la ONG “Coalición por la Infancia” encontró que nuestro país
ocupa el primer lugar en América Latina en embarazos de adolescentes y un dato inquietante es
que ocupa el cuarto lugar de uniones tempranas de esas adolescentes con adultos. El estudio señala
que el 59% de las niñas de escasos recursos económicos se unen antes de los 18 años y el 23%
antes de los 15, con personas adultas entre los 40 y 60 años, estas cifras deben ser superiores a la
media de la región. Esto es muy grave y trae consecuencias negativas no solo para ellas sino
también para el país.

El impacto económico que tiene para el país de acuerdo con el estudio
“Consecuencias Socioeconómicas del Embarazo en la República Dominicana dado a conocer el
año pasado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en la maternidad
temprana el impacto total ascendió en el 2020 a RD$ 3,652 millones de pesos que equivalían al
0.09% del PIB. A esto hay que agregar la pérdida que representa para esas niñas afectadas por el
embarazo precoz la mortalidad materna estimadas en 123 por cada 100 mil nacimientos, quienes
hubiesen aportado 193 millones de pesos durante su vida productiva. Ya que por cada mil
nacimientos registrados el 94,3 son de madres entre 15 y 19 años más del doble de la tasa mundial
que es de 42 de acuerdo a lo que establece el Banco Mundial.

En el 2021 de acuerdo a los datos del Ministerio de
Salud, nacieron 25,190 niños de madres adolescentes, lo que equivale al 22% de los nacimientos

en el país en ese año y esto nos da un promedio de 69 por día. Desde el punto de vista social para
esas niñas trae principalmente las consecuencias de la deserción escolar, mayor número de hijos,
mortalidad materna en adolescentes, mayor pobreza, menor autonomía económica en el futuro o
más riesgos de sufrir violencia de género, situaciones que podrían perpetuarse en las generaciones
futuras.