La inversión que hace el Estado dominicano en garantizar la educación

0
416

La inversión que hace el Estado dominicano en garantizar la educación a cada estudiante ha crecido exponencialmente en la última década, no así los aprendizajes adquiridos en las aulas, evidenciados en pruebas de desempeño, cuyos resultados se quedan atrás del promedio de la región.

El costo promedio por alumno del sector público para este 2022 asciende a RD$96,012, partida que se ha triplicado respecto al 2012, año en el que se destinaba alrededor de RD$26,187.

El monto invertido por cada alumno correspondiente al presente año varía en función del nivel educativo: para un estudiante de inicial, se estima en RD$100,479, para uno de primaria sube a RD$110,133 ya en secundaria la cifra baja a RD$77,425.

Al ilustrar el costo por alumno del sector público 2004-2021 en una gráfica, las barras muestran una tendencia de crecimiento considerable, excepto en 2016, 2019 y 2021, años en los que se vio reducido el monto asignado en relación al anterior.

Una mirada atrás al presupuesto dedicado a cada alumno del sistema público, marca un punto de partida en 2004, cuando se destinaba apenas RD$5,840 en promedio. El salto más importante se aprecia en 2013, con los aires del 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación preuniversitaria, cuando pasa de RD$26,187, en 2012, a RD$53,537 para el año siguiente.

Visto desde otro ángulo, el gasto distribuido en los niveles pasó de RD$ 10,859.65 millones en el año 2004 a RD$ 170,948.21 millones en el presupuesto del año 2021. Esto representó una variación de 1,474 %.

Pero esta inversión, no ha crecido en consonancia con los aprendizajes obtenidos, que dejan al país por debajo del promedio de la región. Para muestra están los números dados a conocer en noviembre del 2021 por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación, de la Unesco.

Aunque destaca avances en los logros de aprendizaje en suelo dominicano, al mismo tiempo alerta sobre la alta proporción de estudiantes en los niveles más bajos de desempeño del estudio ERCE 2019.

“República Dominicana presenta mejoras en todas las áreas evaluadas, tanto en tercer como sexto grado, respecto del anterior estudio, el TERCE 2013, principalmente en matemática en tercer grado. Sin embargo, los resultados alcanzados continúan por debajo del promedio de la región y el país mantiene una alta proporción de estudiantes en el nivel más bajo de desempeño”, destaca el informe.

El estudio analizó el desempeño de 160 mil estudiantes de tercer y sexto grado de primaria de estos 16 países de la región. En República Dominicana participaron un total de 9.885 niños y niñas (4.986 de tercer grado y 4.899 de sexto grado).

El director ejecutivo de la Acción Empresarial por la Educación, (Educa), Darwin Caraballo, lamenta que el crecimiento en el presupuesto no haya impactado en buena medida los conocimientos obtenidos. “La inversión del 4 % del PIB, que ya acumula diez ejercicios fiscales desde su entrada en vigencia en 2013, desgraciadamente todavía no se traduce en mejora de los aprendizajes de los estudiantes”, afirmó.

De acuerdo con el especialista, esta inversión estuvo fuertemente destinada a mejoras significativas en los aspectos estructurales de la educación; entiéndase más infraestructuras, mejores condiciones laborales para los educadores, más formación docente, reformas curriculares, incorporación de tecnologías, incluso los recientes libros de textos. “Pero estos beneficios, agregando la alimentación escolar que por motivo de la jornada extendida se incrementó significativamente, no se traducen todavía en la mejora de los aprendizajes de los estudiantes y esto debe llamar a la reflexión”, enfatizó.

Su análisis concluye en que en la medida que la sociedad dominicana hace su esfuerzo por financiar la educación, también se espera que los estudiantes puedan aprender las competencias que les permitan insertarse de manera efectiva a la sociedad del siglo XXI y así garantizar niveles de prosperidad para ellos y su país.

Si se parte de las pruebas diagnósticas y nacionales impartidas por las autoridades dominicanas, el resultado devela las debilidades, ambas evaluaciones constituyen los principales indicadores del sistema educativo sobre el logro de los aprendizajes en los distintos ciclos de la trayectoria escolar y complementan las evaluaciones realizadas por los centros educativos.

La Evaluación Diagnóstica Nacional 2017 fue aplicada a 176,772 estudiantes de tercer grado de primaria identificó importantes desafíos. Solamente el 12% y el 27% de los estudiantes demostraron las competencias esperadas en Lengua Española y en Matemática respectivamente. “El país presenta un gran desafío de mejorar el proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura desde los primeros grados, por lo que debe desarrollar planes y estrategias con el fin de lograr que todos los estudiantes estén alfabetizados a los ocho años. Por otro lado, en Matemática un 27% logró alcanzar el nivel satisfactorio, siendo necesario reforzar la resolución de problemas y abarcar los distintos dominios que son parte del área de Matemática”, concluye el informe.