0
430

Cualquier revisión o modificación a la Ley de Hidrocarburos que procure reducir los impuestos a los combustibles afectaría de manera directa las obligaciones presupuestadas por el gobierno para cumplir con el servicio de la deuda pública para el 2022 y los próximos años, sostuvo ayer el economista Nelson Suárez.

Explicó que las estimaciones de ingresos contenidas en la ley 345-21 del Presupuesto General del Estado para el 2022 contemplan recaudaciones por impuestos a los combustibles (ley 112-00 y 557-05) por RD$71,636.7 millones, igual al 8.22% del total de ingresos a recaudar.

Por concepto de lo establecido en la ley 112-00 del impuesto específico a los hidrocarburos, el gobierno proyecta obtener este año RD$48,508.4 millones, monto que sería afectado con una modificación de esa pieza, dijo el economista Suárez.

El economista aseguró que el gobierno podría cambiar partidas presupuestarias si se agrava la crisis generada por el alza de los combustibles y las materias primas.